sábado, 15 de enero de 2022

2021 - El año que se rompieron varias paredes genealógicas

 Por César A. Zapata Lozada

En el año 2021, luego de más de 20 años de investigación, pude romper varias paredes genealógicas. Este logro no fue basado solo en mis investigaciones, sino que conté con la ayuda de otros investigadores con los cuales pude colaborar para reconstruir estas líneas. Una de las lecciones más grandes que he aprendido en el proceso de investigación genealógica es que al compartir y ayudar a otras personas en sus investigaciones se abren puertas para colaborar, obtener información, y ayuda. También aprendí que hay que ampliar las busquedas a otros pueblos y no quedarse estático en un pueblo ni en las presunciones que se hacen. Es muy importante guardar toda la información que se encuentre aunque no tenga relevancia al momento que se esta investigando. Información que obtuve 10-15 años atrás me fue muy útil cuando todo empezó a cuadrar. No se desanimen en sus investigaciones, coloboren con otros investigadores, y compartan sus investigaciones ya que le va a abrir muchas puertas. 

Familia Torres

Este año pude romper dos paredes en mis líneas de la familia Torres. La línea de Francisco Ramón de Torres (1747-1833) y la de Juan Gregorio de Torres (1772-1866). Lo interesante de estas dos líneas es que una viene por mi abuelo materno y la otra por mi abuela materna. Mi investigación genealógica había llegado hasta Francisco Ramón por mi abuela materna y Juan Gregorio por mi abuelo paterno. Me sospechaba que eran de la misma familia. Hace varios años tuve la oportunidad de hacer la prueba de Y ADN a varones de ambas líneas y al recibir el resultado comprobé que sí, que eran de la misma familia y que era posible que Francisco Ramón y Juan Gregorio fueran primos. Por supuesto, esto levantó más mi curiosidad.

Estudie por muchos años las relaciones de consanguinidad entre descendientes de Francisco Ramón y Juan Gregorio para buscar pistas sobre quienes podrían ser los padres de Francisco Ramón y Juan Gregorio. Estas no me ayudaron mucho. No fue hasta que otros investigadores me ayudaron que pude encontrar la información que buscaba. Encontré que Francisco Ramón and Juan Gregorio proceden de los Torres y Figueroa de Yauco, especificamente de Guadianilla. Tenian una relación de segundo con tercero grado de consanguinidad, o sea, que Juan Gregorio era hijo del primo hermano de Francisco Ramón. 

En el estudio de esta familia pude utilizar la investigación de papel en los archivos eclesiásticos e históricos, pruebas de ADN, y la ayuda de otros investigadores para romper esta pared. Quiero agradecer inmensamente a las siguientes personas:

  • Dr. David M. Stark
  • Sr. Kevin Villamil Rosado
  • Padre Edwin Lugo Silva
Firma de Ignacio de Torres (1733-1814), abuelo de Juan Gregorio de Torres y tío de Francisco Ramón de Torres.
 

Familia Ortiz de Peña

Otra pared que estaba estancado por muchos años era la de los Ortiz de Peña. No habia encontrado los padres de Petrona Ortiz de Peña (1765-1828), esposa de Francisco Ramón de Torres. Aunque no encontré documentación que explicitimante dijera quienes eran sus padres, a través de estudios de consanguinidad entre sus descendientes, documentos históricos, y la ayuda de otros investigadores, pude establecer preliminarmente quienes eran los padres y posibles hermanos de Petrona. Quiero agradecer a las siguientes personas por su ayuda:
  • Padre Edwin Lugo Silva
  • Sr. Irving Morales
Petrona Ortiz de Peña Francisco Ramon de Torres
Gaceta de Puerto Rico

Familia Sierra

A veces se tiene más suerte investigando familias extranjeras que con las criollas. Este fue el caso de la familia Sierra de Peñuelas, en particular mi ancestro don Ángel Sierra (Angelo Serra). Por muchos años mi presunción era que esta familia era de descendencia Española. Esa presunción me hizo solo investigar en el pueblo de Peñuelas. Luego de varios años encontré que en realidad esta familia era de la isla de Malta, en el Mediterraneo. 

Acta Bautismo de Angelo Fiedlis Serra (1778 - Valletta, Malta)

Haciendo conexiones con genealogistas de Malta (uno que vive en Australia y el otro en Canadá), estos me dieron pistas y me dieron información que facilitó grandemente mi investigación. Pude investigar a través del internet los archivos eclesiásticos de Malta. Después de muchos días y horas de búsqueda, pude obtener información de esta familia, incluyendo actas de bautismo, matrimonio, y defunción. No solo esta familia llegó a Puerto Rico desde Malta, pero eran naturales de Italia y habían inmigrado a Malta. Basado en toda la información que pude obtener, publiqué varios artículos sobre esta familia, incluyendo un artículo en la revista Hereditas de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía y el periódico Times of Malta.   

Quiero agradecer a las siguientes personas que me ayudaron en la reconstrucción e investigación de esta familia:
  • Sr. Kevin Villamil Rosado
  • Sr. Charles Said Vassallo
  • Sr. Dan Brock

Familia Ojea

A finales del 2021, estuve investigando los libros de Yauco y encontré que era una posibilidad que mis Ojea de Cabo Rojo estuvieran relacionados con los de Yauco. Aunque no tenemos evidencia directa sobre esto, la casualidad de que muchos de estos Ojea aparecieron en Cabo Rojo a finales de los 1700s y principios de los 1800s, y que fueron padrinos y testigos de bautismos y matrimonios de sus descendientes, creemos que la familia de Cabo Rojo es natural de Yauco y que el patriarca de esta familia puede ser Vicente de Ojea (1730-1769), casado con Ana de Flores (1735-1807). Algunos de los hijos de Vicente aparecen en Cabo Rojo. Su esposa Ana de Flores también falleció en Cabo Rojo.

A veces nos concentramos solamente en un pueblo y hacemos inferencias de que para esa epoca las familias no se mudaban. He encontrado todo lo contrario. Muchas familias se mudaban a traves de toda la isla y hay que investigar otros pueblos. 

Quiero agradecer a las siguientes personas por su ayuda con esta familia:
  • Dr. David Stark
  • Sr. Héctor Ivan Irizarry Rivera

Conclusión

Estoy muy agradecido a los otros investigadores que me asistieron y que al comparar notas sobre nuestras investigaciones, pudimos reconstruir algunas de estas lineas. Es muy importante no limitar investigaciones a un solo pueblo y estar abierto a otras posibilidades. Y estar dispuesto a compartir investigaciones y colaborar con otras personas. Pero siempre documentando lo encontrado. Recomiendo estudiar el concepto de "Genealogical Proof Standard," que fue adoptado por la Junta de Certificación de Genealogistas. Este standard ayuda a documentar, explicar, y construir un buen caso. Les deseo mucha suerte en sus investigaciones y nunca se desanimen. 

Doña Bonifacia de Torres contra su esposo Don Manuel Montalvo (1836)

Por César A. Zapata Lozada La genealogía no solo es la búsqueda de nombres y fechas. Para mi es fascinante aprender sobre la vida de mis anc...