viernes, 30 de octubre de 2020

Mi abuelo Ángel Oscar Lozada Torres ante la Insurrección Nacionalista de 1950

Por César A. Zapata Lozada

No voy a entrar en detalles históricos o causales sobre la insurrección nacionalista de 1950, ni pretendo juzgar las acciones de las personas envueltas en el movimiento nacionalista ni del gobierno de Puerto Rico. Solo quiero presentar como este evento de la historia de Puerto Rico se entrelaza con la vida de mi abuelo, Ángel Oscar Lozada Torres. Mi abuelo nació en Cabo Rojo el 27 de febrero de 1922, y era hijo de Gregorio Ismael Lozada Torres y Dolores Eulogia Torres Pérez.[1] Se casó en Cabo Rojo el 10 de julio de 1940, con mi abuela, Luz Elia Torres Pabón, hija de Pedro Rufino Torres Ramírez (de Arellano) e Isabel Cirila Pabón Silva.[2]

Policia Angel Oscar Lozada Torres
Ángel Oscar Lozada Torres, Placa #90
No se cuando mi abuelo se integró a la Policía Insular, pero aparentemente siguió los pasos de sus tíos Fernando Americo Lozada Torres y Ambrosio Lozada Torres quienes también eran policías. Mi abuelo era policía durante un tiempo tumultuoso en Puerto Rico. El movimiento nacionalista bajo el liderato de Pedro Albizu Campos planificaba el derrocamiento del gobierno de Puerto Rico y estos esfuerzos culminaron en la insurrección nacionalista del 30 de octubre de 1950. Esta insurrección se llevó a cabo en varios pueblos de la isla. 

En Mayagüez el plan era atacar alrededor del mediodía el cuartel de la policía, capturar los policías y tomar las armas. Los nacionalistas se dividieron en varios comandos para llevar a cabo las acciones asignadas. Uno de los comandos estaba formado por José Antonio Vélez (teniente de cadetes), Eladio Sotomayor Cancel, Ezequiel Lugo Morales, Pedro Taforó Martínez, y Reinaldo Trilla Martínez, y tenían la misión de volar el cuartel de la policía de Mayagüez alrededor del mediodía. No se pudo dar el ataque alrededor del mediodía porque la policía estaba alerta y no existía el factor sorpresa para el ataque. Debido a esto, decidieron atacar el cuartel de la playa de Mayagüez a otra hora. Cerca de la medianoche el comando nacionalista salió a atacar el cuartel de la playa. 

El automóvil del comando nacionalista iba por la calle San Juan del barrio Dulces Labios de Mayagüez y al llegar a la intersección con la calle Echague, pasó una patrulla de la policía que los vió y retrocedió. En ese instante Reinaldo Trilla Martínez salió del automóvil, se tiró sobre la calle y comenzó a dispararle a la patrulla. Mi abuelo estaba conduciendo la patrulla y estaba en compañía del teniente Francisco Rivera Hernández y del detective Arnaldo Bruckman Toro.[2] Ezequiel Lugo Morales se apostó en la esquina diagonal boca abajo disparando hacia la patrulla, y Pedro Taforó Martínez se escondió detrás de una verja de zinc para tratar de encender unas bombas de dinamita. Al acabarse el tiroteo debido a que se usaron todas las municiones y los policías dentro del automóvil estaban heridos, Taforó Martínez logró encender una de las bombas y lanzarla, la cual cayó debajo del tren delantero del automóvil.[4] 

Durante este encuentro, mi abuelo resultó herido de bala en el antebrazo derecho, muslo derecho, y hombro izquierdo. En estas condiciones, recogió al teniente Rivera Hernández que estaba herido en la calle y condujo hasta el Hospital Municipal de Mayagüez.[5] Del comando nacionalista, solamente Eladio Sotomayor Cancel tuvo una leve herida en la rodilla y escaparon al monte donde se unieron a otros comandos revolucionarios. Al otro día fueron arrestados por la Guardia Nacional.[6]

La historia no termina aquí. Mi abuelo estuvo recluido por un tiempo en la Clinical Pereira Leal en Santurce para recuperarse de sus heridas. Mis abuelos me contaron que el gobernador Luis Muñoz Marín se apareció en su cuarto a ofrecerles ayuda, diciéndoles que no tuvieran reparos en pedir su ayuda para cualquier cosa que necesitaran. Durante su estadía en la clínica recibió una carta del gobernador agradeciendo su servicio al pueblo de Puerto Rico.

Carta Oscar Angel Lozada Torres Luis Muñoz Marín
Carta del gobernador Luis Muñoz Marín a mi abuelo Ángel Oscar Lozada Torres

Mi abuelo también recibió el 28 de mayo de 1951, la Medalla de Oro de parte del gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín, por su "conducta excepcionalmente meritoria en el desempeño de servicios sobresalientes." 

Proclama Medalla Oro Angel Oscar Lozada Torres
Proclama Medalla de Oro para el guardia Ángel Oscar Lozada Torres

Certificado Medalla de Oro Angel Oscar Lozada Torres
Certificado Medalla de Oro Guardia Ángel Oscar Lozada Torres

Conclusión

Para entender la vida de nuestros nuestros familiares y antepasados es indispensable entender la época en que vivieron y poner sus acciones en el contexto de su tiempo. Mi abuelo se encontró en la coyuntura histórica de Puerto Rico y de la profesión que escogió. En momentos difíciles, especialmente en momentos de vida y muerte, el carácter de las personas se hacen evidentes. De esta manera, mi abuelo demostró su carácter de héroe al repeler el ataque a tiros, prevenir el ataque al cuartel de Mayagüez, y estando herido, rescatar sus compañeros. 

Policia Angel Oscar Lozada Torres
Mi abuelo, Policía Insular Ángel Oscar Lozada Torres

Bibliografía

  1. Registro Civil de Puerto Rico, Libro Nacimientos Cabo Rojo 1917-1922, folio 71.
  2. Arnaldo Bruckman Toro era de Cabo Rojo. Nació el 22 de mayo de 1913 y falleció el 13 de septiembre de 1990. Estaba casado con María Monserrate Ortiz Ayala. Era hijo de Leocadio Bruckman y Hortencia Toro. Registro Civil de Puerto Rico, Libro Defunciones Mayagüez 1990-1993.
  3. Registro Civil de Puerto Rico, Libro Matrimonios Cabo Rojo Número 11, folio 148.
  4. Miñi Seijo Bruno, La Insurrección Nacionalista en Puerto Rico - 1950 (San Juan: Editorial Edil, 1997), 203-207.
  5. Proclamación para Medalla de Oro dada a mi abuelo Ángel Oscar Lozada Torres y firmada por el gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín, fechada 28 de mayo de 1951.
  6. Miñi Seijo Bruno, La Insurrección Nacionalista en Puerto Rico - 1950 (San Juan: Editorial Edil, 1997), 203-207.




2 comentarios:

  1. Gesto de valor y sacrificio,mi respeto al oficial Lozada.Fue muy errada la desición de Albizu lanzar este atentado donde jovenes murieron,nacionalistas o no ,familias quedaron divididas o marcadas para el resto de sus días.Lo ideal era según Concepción de Gracia-alcanzar la independencia mediante las urnas electorales no la lucha armada.

    ResponderBorrar
  2. Saludos

    Trata de conseguir si no lo has hecho ya el expediente de tu tio como policia, yo pude conseguir el de mi tio abuelo que tambien fue Polocia Insular. Lo solicite en el Cuartel General de la Policia de P.R. estaban trasladandolos al pueblo de Carolina en aquel tiempo algunos los habian destruidos. Espero tengas suerte identificate con toda la preparacion que tengas y tu fin como genealogista e historiador. Hay in libro que se llama la historia de la Policia por un tal Martinez googolealo recoje fotos y algunos datos historicos

    ResponderBorrar

La Familia Alves

Por César A. Zapata Lozada Don Pedro Josef Alves de Santa Rita nació en Cádiz, España y era hijo legítimo de Cayetano José Alves y doña Jo...