Mostrando las entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas

jueves, 31 de diciembre de 2020

Curas de la Parroquia San Miguel Arcángel de Cabo Rojo (1814-1824)

Por César A. Zapata Lozada

A continuation los curas de la Parroquia San Miguel Arcángel de Cabo Rojo desde 1814-1824:

  1. Juan Fons – Era el cura rector de la parroquia. Aparece en el libro décimo de bautismos en las primeras nueve entradas, siendo la última el 12 de junio de 1814. Era natural del pueblo de Vendrell en Tarragona, Cataluña. Era hijo de Isidro y María Manyel. En Octubre de 1815 solicitó permiso para quedarse unos meses más en Vendrell por motivo de enfermedad, lo que explica que su última entrada en el libro de bautismo fuera en junio de 1814. [1]
  2. Antonio Vélez – Fue cura en la parroquia del Patriarca San José de Peñuelas y cura teniente de la parroquia en Sabana Grande antes del 1814.[2] En el libro décimo de bautismos en que aparece don Antonio Vélez fue el 19 de junio de 1814, y aparece como cura ecónomo de la parroquia, lo que indica que el cura Juan Fons probablemente ya no estaba fungiendo como cura párroco de la parroquia para esa fecha. La última entrada en que don Antonio Vélez aparece como cura ecónomo es la del 24 de mayo de 1818, y para el 17 de julio 1818, aparece por primera vez como cura rector de la parroquia.[3]  
  3. Fr. Bernardo de Cádiz – Era presbítero del Sagrado Orden de Capuchinos y cura teniente de la parroquia. Aparece en los libros parroquiales al principio de 1817 hasta abril de 1821.
  4. José Vicente del Toro – Clérigo domiciliario del obispado. Era hijo de don Manuel del Toro y doña Rosa de Lugo.[4] Nació en Cabo Rojo el primero de septiembre de 1793. [5] El presbítero José Vicente del Toro estuvo activo en la vida del pueblo. En agosto de 1820, propone al cabildo que se establezca una escuela de primeras letras en Cabo Rojo para que se enseñe aritmética, gramática castellana y latina, y lógica. Él se ofrece a ser el maestro si no se encuentra a alguien para que enseñe. Esto demuestra que el presbítero José Vicente debía tener alguna educación formal. Era una persona con buenos medios económicos, ya que el cabildo le compró su casa para construir la Casa Alcaldía en 1826. La casa estaba valorada en 3,243 pesos, una cantidad muy alta en esa época.[6] Quiero destacar que José Vicente aparentemente tuvo una educación formal lo cual probablemente le ayudó a obtener una posición de cura en el obispado. Esto le aseguró una larga carrera con un buen salario.[7]
  5. Fr. Rafael de la Concepción – Era presbítero regular del Orden Reformado de Nuestra Señora del Carmen y cura teniente de la parroquia. Aparece por primera vez en el libro décimo de bautismos el 27 de septiembre de 1814, y la última vez fue el 6 de julio de 1816.[8]
  6. Joaquín Pastrana – Fue cura teniente por corto tiempo y aparece administrando el bautismo en tres entradas, del 7 de septiembre de 1816, hasta el 23 de septiembre de 1816.
  7. Antonio Alemán – Fue predicador jubilado del Orden de Nuestro Señor Padre San Francisco. También fue cura teniente por corto tiempo y aparece administrando el bautismo en tres entradas, del 20 de noviembre de 1816, al 29 de noviembre de 1816.
  8. Fr. Francisco María del Carmelo – Administró un (0.1%) bautismo, el 2 de diciembre de 1816. Fue presbítero regular del Orden Reformado de Nuestra Señora del Carmen y cura teniente de la Villa de San Germán.
  9. Julián de Aponte – Don Julián era el cura teniente de la parroquia. Su primer bautismo fue el 27 de diciembre de 1821 y el último fue el 25 de abril de 1824. Al parecer sustituye a Fr. Bernardo de Cádiz como cura teniente de la parroquia. 
  10. José María Bermúdez – Comienza a aparecer en el libro de undécimo de bautismos el 15 de enero de 1824. Aparece en los bautismos “con licencia del cura párroco.”
  11. Justo Jiménez – Era cura teniente de la parroquia. Su primer bautismo en el libro undécimo es el 7 de junio de 1824. Al parecer, sustituye a Julián de Aponte como cura teniente de la parroquia en junio de 1824. 
  12. Juan José Martínez de Fuentes – Cura párroco del Pueblo de los Guallos en Costa Firme y emigrado a Puerto Rico con el oficio de cura teniente de la parroquia de San Miguel de Cabo Rojo. Comienza a administrar bautismos el 18 de agosto de 1821 hasta el 8 de agosto de 1822. 
  13. Manuel de Angulo – Era cura teniente de la parroquia. Último bautismo fue 20 junio 1821.
  14. Leonardo de Lugo – Era cura domiciliario del obispado. 
  15. Francisco Antonio Soltero – Aparece una vez en un acta de bautismo. 
  16. Francisco de Muesas – Aparece una vez en un acta de bautismo. 
Bibliografía:

[1] Estela Cifre de LoubrielLa Formación del Pueblo Puertorriqueño, La Contribución de los Catalanes, Baleáricos, y Valencianos (San Juan: Instituto de Cultura de Puerto Rico, 1975), 178.
[2] “Notas Genealógicas de Sabana Grande,” Boletín de la Academia Puertorriqueña de la Historia 7, Núm. 25 (enero 1981): 72.
[4] APSMACR, L10B, F71. Bautismo de Lorenza del Toro Irizarry, hija de Juan Francisco del Toro y María del Carmen Irizarry, menciona que el clérigo Juan Vicente del Toro era hijo de Manuel del Toro.
[5] APSMACR, L4B, F131. 
[6] Antonio Ramos Ramírez de Arellano, Úrsula Acosta, y Sifredo Lugo ToroCabo Rojo: Notas para su Historia (San Juan: Comité Historia de los Pueblos, 1985), 83.
[7] David M. Stark, “A Professionalizing Priesthood: The Cathedral Chapter of San Juan, Puerto Rico (1650-1700),” The Catholic Historical Review 104, No. 3 (Summer 2018): 462.


viernes, 30 de octubre de 2020

Mi abuelo Ángel Oscar Lozada Torres ante la Insurrección Nacionalista de 1950

Por César A. Zapata Lozada

No voy a entrar en detalles históricos o causales sobre la insurrección nacionalista de 1950, ni pretendo juzgar las acciones de las personas envueltas en el movimiento nacionalista ni del gobierno de Puerto Rico. Solo quiero presentar como este evento de la historia de Puerto Rico se entrelaza con la vida de mi abuelo, Ángel Oscar Lozada Torres. Mi abuelo nació en Cabo Rojo el 27 de febrero de 1922, y era hijo de Gregorio Ismael Lozada Torres y Dolores Eulogia Torres Pérez.[1] Se casó en Cabo Rojo el 10 de julio de 1940, con mi abuela, Luz Elia Torres Pabón, hija de Pedro Rufino Torres Ramírez (de Arellano) e Isabel Cirila Pabón Silva.[2]

Policia Angel Oscar Lozada Torres
Ángel Oscar Lozada Torres, Placa #90
No se cuando mi abuelo se integró a la Policía Insular, pero aparentemente siguió los pasos de sus tíos Fernando Americo Lozada Torres y Ambrosio Lozada Torres quienes también eran policías. Mi abuelo era policía durante un tiempo tumultuoso en Puerto Rico. El movimiento nacionalista bajo el liderato de Pedro Albizu Campos planificaba el derrocamiento del gobierno de Puerto Rico y estos esfuerzos culminaron en la insurrección nacionalista del 30 de octubre de 1950. Esta insurrección se llevó a cabo en varios pueblos de la isla. 

En Mayagüez el plan era atacar alrededor del mediodía el cuartel de la policía, capturar los policías y tomar las armas. Los nacionalistas se dividieron en varios comandos para llevar a cabo las acciones asignadas. Uno de los comandos estaba formado por José Antonio Vélez (teniente de cadetes), Eladio Sotomayor Cancel, Ezequiel Lugo Morales, Pedro Taforó Martínez, y Reinaldo Trilla Martínez, y tenían la misión de volar el cuartel de la policía de Mayagüez alrededor del mediodía. No se pudo dar el ataque alrededor del mediodía porque la policía estaba alerta y no existía el factor sorpresa para el ataque. Debido a esto, decidieron atacar el cuartel de la playa de Mayagüez a otra hora. Cerca de la medianoche el comando nacionalista salió a atacar el cuartel de la playa. 

El automóvil del comando nacionalista iba por la calle San Juan del barrio Dulces Labios de Mayagüez y al llegar a la intersección con la calle Echague, pasó una patrulla de la policía que los vió y retrocedió. En ese instante Reinaldo Trilla Martínez salió del automóvil, se tiró sobre la calle y comenzó a dispararle a la patrulla. Mi abuelo estaba conduciendo la patrulla y estaba en compañía del teniente Francisco Rivera Hernández y del detective Arnaldo Bruckman Toro.[2] Ezequiel Lugo Morales se apostó en la esquina diagonal boca abajo disparando hacia la patrulla, y Pedro Taforó Martínez se escondió detrás de una verja de zinc para tratar de encender unas bombas de dinamita. Al acabarse el tiroteo debido a que se usaron todas las municiones y los policías dentro del automóvil estaban heridos, Taforó Martínez logró encender una de las bombas y lanzarla, la cual cayó debajo del tren delantero del automóvil.[4] 

Durante este encuentro, mi abuelo resultó herido de bala en el antebrazo derecho, muslo derecho, y hombro izquierdo. En estas condiciones, recogió al teniente Rivera Hernández que estaba herido en la calle y condujo hasta el Hospital Municipal de Mayagüez.[5] Del comando nacionalista, solamente Eladio Sotomayor Cancel tuvo una leve herida en la rodilla y escaparon al monte donde se unieron a otros comandos revolucionarios. Al otro día fueron arrestados por la Guardia Nacional.[6]

La historia no termina aquí. Mi abuelo estuvo recluido por un tiempo en la Clinical Pereira Leal en Santurce para recuperarse de sus heridas. Mis abuelos me contaron que el gobernador Luis Muñoz Marín se apareció en su cuarto a ofrecerles ayuda, diciéndoles que no tuvieran reparos en pedir su ayuda para cualquier cosa que necesitaran. Durante su estadía en la clínica recibió una carta del gobernador agradeciendo su servicio al pueblo de Puerto Rico.

Carta Oscar Angel Lozada Torres Luis Muñoz Marín
Carta del gobernador Luis Muñoz Marín a mi abuelo Ángel Oscar Lozada Torres

Mi abuelo también recibió el 28 de mayo de 1951, la Medalla de Oro de parte del gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín, por su "conducta excepcionalmente meritoria en el desempeño de servicios sobresalientes." 

Proclama Medalla Oro Angel Oscar Lozada Torres
Proclama Medalla de Oro para el guardia Ángel Oscar Lozada Torres

Certificado Medalla de Oro Angel Oscar Lozada Torres
Certificado Medalla de Oro Guardia Ángel Oscar Lozada Torres

Conclusión

Para entender la vida de nuestros nuestros familiares y antepasados es indispensable entender la época en que vivieron y poner sus acciones en el contexto de su tiempo. Mi abuelo se encontró en la coyuntura histórica de Puerto Rico y de la profesión que escogió. En momentos difíciles, especialmente en momentos de vida y muerte, el carácter de las personas se hacen evidentes. De esta manera, mi abuelo demostró su carácter de héroe al repeler el ataque a tiros, prevenir el ataque al cuartel de Mayagüez, y estando herido, rescatar sus compañeros. 

Policia Angel Oscar Lozada Torres
Mi abuelo, Policía Insular Ángel Oscar Lozada Torres

Bibliografía

  1. Registro Civil de Puerto Rico, Libro Nacimientos Cabo Rojo 1917-1922, folio 71.
  2. Arnaldo Bruckman Toro era de Cabo Rojo. Nació el 22 de mayo de 1913 y falleció el 13 de septiembre de 1990. Estaba casado con María Monserrate Ortiz Ayala. Era hijo de Leocadio Bruckman y Hortencia Toro. Registro Civil de Puerto Rico, Libro Defunciones Mayagüez 1990-1993.
  3. Registro Civil de Puerto Rico, Libro Matrimonios Cabo Rojo Número 11, folio 148.
  4. Miñi Seijo Bruno, La Insurrección Nacionalista en Puerto Rico - 1950 (San Juan: Editorial Edil, 1997), 203-207.
  5. Proclamación para Medalla de Oro dada a mi abuelo Ángel Oscar Lozada Torres y firmada por el gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín, fechada 28 de mayo de 1951.
  6. Miñi Seijo Bruno, La Insurrección Nacionalista en Puerto Rico - 1950 (San Juan: Editorial Edil, 1997), 203-207.




jueves, 3 de septiembre de 2020

Don Bernardo Pabón Dávila (c. 1763 - 1839)

Por César A. Zapata Lozada

Firma Bernardo Pabon Davila Cabo Rojo
Firma de don Bernardo Pabón Dávila (1821)
Don Bernardo Pabón Dávila fue un personaje muy interesante en el suroeste de Puerto Rico, especialmente en los pueblos de San Germán, Lajas, y Cabo Rojo. Proviene de la familia Pabón Dávila, que era una de las familias más prominentes en el área suroeste durante los siglos XVIII y XIX. 

Fue Alcalde de San Germán en 1811 y 1828. También fue Regidor representando a un barrio de Lajas en 1820. Fue Alcalde de Cabo Rojo en 1822-1823 y al tomar posesión de su cargo como alcalde de Cabo Rojo el 3 de enero de 1822, don Bernardo le escribe al gobernador diciendo que es español, favorece la constitución y que aspira a ser útil a la nación que tiene la gloria de defender. Estas palabras son muy interesantes ya que don Bernardo había sido acusado en 1811 de decir que era la cabeza de una revolución contra España que se estaba fraguando en San Germán.[1] 

Familia de Bernardo Pabón Dávila y Micaela Sepúlveda


Era hijo de don Juan Pabón Dávila y doña Micaela Sepúlveda. Se casó en Cabo Rojo el 23 de noviembre de 1790, con doña Luisa Pagán Ramírez de Arellano y tuvieron siete hijos:

  1. Juan Antonio, nació en Cabo Rojo el 22 de diciembre de 1793, y sus padrinos fueron don Roque Pagán y María Pagán.[7] Se casó en Cabo Rojo el 21 de agosto de 1816, con María Rita Silvestrí Rivera, hija de Antonio Silvestrí, natural de Córcega, y de María Francisca de Rivera.[8] José Antonio queda viudo y se casa en segundas nupcias en Cabo Rojo el 7 de noviembre de 1838, con María Josefa Irizarry del Toro, hija de José Manuel Irizarry y María Antonia del Toro.[9] 
  2. Maria Antonia, se casó en Cabo Rojo el 6 de julio de 1815, con Pedro Ángel Ramírez de Arellano, hijo de Ramón Ramírez de Arellano y Rosa María Quiñones. Tenían un cuarto grado de consanguinidad.[10]
  3. Florencio, nació en Cabo Rojo el 13 de marzo de 1796, y sus padrinos fueron Fernando Rivera y María de Torres.[11] Se casó en Cabo Rojo el 24 de enero de 1824, con Juana de la Cruz Irizarry de la Seda, hija de José Manuel Irizarry y Rosalía de la Seda.[12] Florencio fue propietario de sobre 700 cuerdas de tierra en los barrios de Pedernales y los Llanos.[13] Tuvo por lo menos 10 esclavos, llamados: Eladia, Juana María, Petrona, Juan Inocencio, María, Loreta, Ramón Inocencio, Francisco, y Vicente.[14]
  4. Maria Belén, se casó en Cabo Rojo el 8 de febrero de 1823, con Mariano Pabón Dávila del Toro, hijo de Pedro Pabón Dávila y Rosa del Toro, tenían un segundo grado de consanguinidad.[15] 
  5. José María, nació en Cabo Rojo el 3 de octubre de 1800, y sus padrinos Manuel del Toro y Rosa de Lugo.[16] Se casó en Cabo Rojo el 23 de octubre de 1822, con María Inés Irizarry del Toro, hija de José Manuel Irizarry y Antonia María del Toro. Tenían un cuarto grado de consanguinidad.[17]
  6. María de Jesús, se casó en Lajas el 28 de julio de 1827, con Bernardo Quiñones Pabón, hijo de José María Quiñones y Juana Pabón Dávila. Tenían un segundo con tercero grado de consanguinidad.[18] 
  7. María Dolores, se casó en Lajas el primero de diciembre de 1827, con José Cipriano Ramírez Quiñones, de San Germán, hijo de Ramón Ramírez de Arellano y Rosa María Quiñones. Fueron dispensados con un parentesco de tercero con cuarto grado de consanguinidad en linea transversal desigual.[19] 

Familia de Bernardo Pabón Dávila y María Juana Silvestrí Rivera


Don Bernardo se casa en segundas nupcias en Cabo Rojo el 16 de septiembre de 1812, con Maria Juana Silvestrí Rivera[20] y tuvieron siete hijos llamados: 
  1. María del Carmen, nació en Cabo Rojo el 19 de agosto de 1814, y sus padrinos fueron José Carlos y María Monserrate Camacho.[21] Se casó en Lajas el 18 de enero de 1837, con José Antonio Ortíz de Peña Quiñones, hijo de José Ortíz de Peña y Ana Joaquina Quiñones. Tenían un cuarto con quinto grado de consanguinidad.[22]
  2. María Ramona, nació en Cabo Rojo el 10 de abril de 1817, y sus padrinos fueron José Mendoza y Tomasa Hernández.[23] Se casó en Lajas el 12 de marzo de 1840, con José Dolores del Toro del Toro, hijo de Antonio de Toro y María del Toro.[24] 
  3. Micaela, se casó en Lajas el 21 de agosto de 1839, con José Monserrate Sepúlveda Martínez, hijo de Joaquín Sepúlveda y María Martínez. Dispensados en un impedimento de 4to grado y otro de 4to con 5to grados de consanguinidad.[25]
  4. Ignacia, se casó en Lajas el 27 de junio de 1845, con Martín Collado Morales, hijo de Toribio Collado y María Morales.[26] 
  5. María Higinia, nació en Lajas el 14 de enero de 1824, sus padrinos fueron Esteban Vilanova y María del Carmen Quiñones.[27]
  6. Braulio, nació en Lajas el 8 de marzo de 1826, sus padrinos fueron Isidoro Ávila y María Petrona Nazario.[28]
  7. Rosa, nació en Lajas el 30 de agosto de 1828, sus padrinos fueron Juan de Montalvo y Teodora Jacome.[29] 
  8. Bernardo, fue confirmado en San Germán en 1848.[30]
Don Bernardo falleció en Lajas el 3 de marzo de 1839.[31]

Bibliografía:

  1. Ramos Ramírez de Arellano, Antonio, Úrsula Acosta, y Sifredo Lugo Toro. Cabo Rojo: Notas para su Historia (San Juan: Comité Historia de los Pueblos, 1985), 66.
  2. Tió, Aurelio. "La Conspiración de San Germán del año 1809," Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueña 6, Núm. 19: 6-14.
  3. Archivo Histórico Municipal de San Germán, Libro de Actas núm. 3 (1814-1823). Acta del 21 de febrero de 1820, folio 5v. 
  4. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro primero de matrimonios, folio 20v y libro segundo de matrimonios, folio 112.
  5. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto y quinto de bautismos. 
  6. Archivo Parroquial Nuestra Señora la Candelaria de Lajas, Libro primero de bautismos. 
  7. Archivo Parroquial San Miguel de Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto de bautismos, folio 147. 
  8. Ibid. Libro tercero de matrimonios, folio 38. 
  9. Ibid. Libro quinto de matrimonios, folio 56.
  10. Ibid. Libro tercero de matrimonios, folio 20. 
  11. Ibid. Libro cuarto de bautismos, folio 270.
  12. Ibid. Libro cuarto de matrimonios, folio 116v. 
  13. Archivo General de Puerto Rico, Fondos de Gobernadores Españoles; Obras Públicas.
  14. Archivo General Puerto Rico, Fondo Gobernadores Españoles, Caja 418, Padron Esclavos 1869, No. 604-609.
  15. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto de matrimonios, folio 100v. 
  16. Ibid. Libro quinto de bautismos, folio 77. 
  17. Ibid. Libro cuarto de matrimonios, folio 91v. 
  18. Archivo Parroquial Nuestra Señora Candelaria de Lajas, Libro primero de matrimonios, folio 27v. 
  19. Ibid. folio 28.
  20. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro primero de matrimonios, folio 20v. 
  21. Ibid. Libro décimo de bautismos, folio 7v. 
  22. Archivo Parroquial Nuestra Señora Candelaria de Lajas, Libro primero de matrimonios, folio 68v.
  23. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro décimo de bautismos, folio 87v.
  24. Archivo Parroquial Nuestra Señora Candelaria de Lajas, Libro primero de matrimonios, folio 80v.
  25. Ibid. folio 78v.
  26. Ibid. folio 98.
  27. Archivo Parroquial Nuestra Señora Candelaria de Lajas, Libro primero de bautismos.
  28. Ibid.
  29. Ibid. 
  30. Libro Confirmaciones de San German 1829-1848, F160v, num 3525. 
  31. Archivo Parroquial Nuestra Señora Candelaria de Lajas, Libro tercero de defunciones, folio 4v. Muchas gracias a Yuri Rojas por compartir este dato. 

miércoles, 8 de julio de 2020

Las Aventuras de Francisco Lozada (Cabo Rojo, 1789 - 1821)

Por César A. Zapata Lozada

Era la noche del miércoles 22 de noviembre de 1820, cuando un grupo de aproximadamente quince bandidos asaltaron a algunos vecinos pudientes del pueblo de Yauco. Luego del asalto, los bandidos emprendieron su huida hacia el oeste y durante la madrugada del 23 de noviembre pasaron por el sitio llamado Las Palmitas en Sabana Grande. Al pasar por este lugar, uno de los bandidos llamado Francisco Lozada, agredió y dejó tirado en el camino al vecino Juan Ángel Acosta. Aparentemente este suceso de bandidaje no es el único en que mi cuarto abuelo, Francisco Lozada, estuvo involucrado. Pero sí es el suceso por el cual fue apresado, juzgado, y posteriormente fusilado. Esta historia levantó mi curiosidad y me llevó a investigar las aventuras de Francisco, a su familia, y a las familias de apellido Lozada del pueblo de Cabo Rojo.

Nunca sabré la razón por la cual Francisco se dedico al bandidaje, pero sus acciones se deben poner en contexto con lo que estaba sucediendo en esa época. Durante ese tiempo proliferaron ataques por parte de corsarios insurgentes, piratas, y bandidos. Era difícil para las autoridades mantener la seguridad de sus habitantes por lo disperso del territorio y falta de milicias adiestradas. Y el 28 de septiembre de 1820, el sur de Puerto Rico fue azotado por una tormenta que destruyó muchas cosechas lo que pudo también fomentar el aumento en bandidaje por las condiciones de penuria en que quedaron muchas familias.

Luego de una intensa búsqueda por las autoridades que duro meses, Francisco fue capturado junto a otros nueve bandidos. Fue juzgado por el gobierno en San Juan y sentenciado a muerte. A las cinco de la tarde el 21 de agosto de 1821, fue fusilado junto a sus secuaces en el Baluarte Santo Tomás (localizado al lado del Castillo San Cristóbal) y enterrado en el cementerio Santa Magdalena de Pazzis (localizado al lado de San Felipe del Morro).

Francisco nació en Cabo Rojo aproximadamente en 1789 y era hijo de Manuel Lozada y Juana de Torres. Tuvo cinco hijos llamados: León, Anacleto, María Merced, María Anastasia, y Dionisio. Vivió en el barrio Llanos Tuna de Cabo Rojo y falleció fusilado en San Juan el 21 de agosto de 1821.

Este es un pequeño resumen de la historia de Francisco. Su genealogía y esta historia esta plasmada en detalle en el articulo "Las Aventuras de Francisco Lozada y las Familias Lozada de Cabo Rojo," publicado en la revista Hereditas de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía en 2017.


Francisco Lozada Defuncion San Juan Puerto Rico
Acta de defunción de Francisco Lozada
Archivo Histórico Arquidiocesano de San Juan, Libro de Defunciones Número 24, folio 48. 

Bibliografía
  1. Cardona Bonet, Walter. El Marinero, Bandolero, Pirata y Contrabandista Roberto Cofresí (1819-1825). San Juan, Editorial Adaliz, 1991.
  2. Ramos Ramírez de Arellano, Antonio. “Los Marinos de Cabo Rojo: 1812” (tercera parte), Periódico El Faro del Suroeste (Diciembre 2011-Enero 2012).
  3. __________. Notas Históricas Sobre Cabo Rojo. Lexington, CreateSpace Independent Publishing Platform, 2014.
  4. __________, Úrsula Acosta, y Sifredo Lugo ToroCabo Rojo: Notas para su Historia. San Juan, Comité Historia de los Pueblos, 1985.
  5. Sued-Badillo, Jalil. La pena de muerte en Puerto Rico. Rio Piedras, Publicaciones Gaviota, 2011. 
  6. Zapata Lozada, César A. "Las Aventuras de Francisco Lozada y las familias Lozada de Cabo Rojo," Hereditas, Revista de Genealogia Puertorriqueña / Sociedad Puertorriqueña de Genealogía, Vol 18, Núm. 1 (Año 2017): 31-62.
  7. Archivo Histórico Arquidiocesano de San Juan, Libro de defunciones 24
  8. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo
  9. Archivo General de Puerto Rico, Fondo Gobernadores Españoles, Municipios, Cabo Rojo, Cajas 416 y 418.
  10. Archivo General de Puerto Rico, Fondo Gobernadores Españoles, Agencias Gubernamentales, Seguridad Pública, Caja 370.

miércoles, 17 de junio de 2020

Alcaldes de Cabo Rojo 1818-1824

Por César A. Zapata Lozada

En 1818-1824, la política local estaba dominada por un círculo de familias criollas que incluye a los Ramírez de Arellano, los Pagán, los de Torres, los Pabón Dávila, los Segarra, los del Toro, los López de Victoria, los Bonilla, los Montalvo, y los Irizarry. Es interesante que los recientes emigrados de Venezuela también se integran rápidamente a la política del pueblo ocupando cargos importantes, como don Juan Fons y Soler y don José María Hurtado, quienes ocuparon el cargo de alcalde. 


Los alcaldes de Cabo Rojo durante 1820-1824 fueron:

  • Don Tomás Ramírez de Arellano (1818) [13]
  • Don Salvador Berenguer (1820 – 1821) – Don Salvador era natural de Cataluña, España[1] y se había destacado en la defensa del Puerto Real de Cabo Rojo en 1798, y fue nombrado alcalde bajo el nuevo gobierno constitucional del 14 de julio de 1820,[2] el mismo mes que comienza el libro 11 de bautismos. 
  • Don Juan Evangelista Ramírez de Arellano (1821 - 1822) - Don Juan Evangelista nació en Cabo Rojo el 24 de octubre de 1786 y era hijo de don Manuel Ramírez de Arellano y doña María Juliana Segarra.[3]; Alcalde Segundo - Don Antonio Irizarry.[4] 
  • Firma Juan Evangelista Ramirez de Arellano Cabo Rojo
    Firma de Juan Evangelista Ramírez de Arellano

  • Don Bernardo Pabón Dávila (1822 – 1823) - Don Bernardo proviene de una de las familias más influyentes del área. Fue también alcalde de San Germán en 1811 y 1828, y Regidor representando a un barrio de Lajas.[5] Al tomar posesión de su cargo como alcalde de Cabo Rojo el 3 de enero de 1822, don Bernardo le escribe al gobernador diciendo que es español, favorece la constitución y que aspira a ser útil a la nación que tiene la gloria de defender.[6]  Interesante las palabras de don Bernardo, ya que en 1811 había sido acusado de decir que era la cabeza de una revolución contra España que se estaba fraguando en San Germán.[7]; Alcalde Segundo - Don Juan Segarra.[8] 
    Firma de Bernardo Pabón Dávila 1822.

  •  Don Juan Fons y Soler (1823 - 1823) - Don Juan Fons y Soler era emigrado de Nueva Barcelona, Venezuela. Llega a Cabo Rojo con su familia en marzo de 1817 y se le concede el nombramiento de capitán de la primera compañía de urbanos de Cabo Rojo por sus servicios al Rey en Venezuela.[9]; Alcalde Segundo - Don Domingo Pagán.[10]
  •  Don Roque de Torres (1823-1824) - Al cesar la aplicación de la constitución al final del 1823, don Juan Fons y Soler dimite su puesto e instala como alcalde al último sargento mayor de urbanos bajo el viejo sistema monárquico, don Roque de Torres.[11]
  • Don José María Hurtado (1824 – 1825) – El cinco de enero de 1824, el Gobernador Miguel Luciano de la Torre y Pando, ordena que don José María Hurtado sea el acalde de Cabo Rojo. Don José María era emigrado de Venezuela y a su vez coronel de las milicias regladas de Venezuela.[12]

Bibliografía:

[1] Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro quinto de defunciones, folio 241v.

[2] Ramos Ramírez de Arellano, Antonio, Úrsula Acosta, y Sifredo Lugo Toro. Cabo Rojo: Notas para su Historia (San Juan, Comité Historia de los Pueblos, 1985), 54.

[3] Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro tercero de bautismos, folio 61. 

[4] Ramos Ramírez de Arellano, Acosta, y Lugo ToroCabo Rojo, 62.

[5] Tió, Aurelio, “La Conspiración de San Germán del año 1809,” Revista del Instituto de Cultura de Puerto Rico 6, Núm. 19 (1963): 10 y 11; Walter Cardona BonetEl Marinero, Bandolero, Pirata y Contrabandista Roberto Cofresí (1819-1825) (San Juan: Editorial Adaliz, 1991), 33.

[6] Ramos Ramírez de Arellano, Acosta, y Lugo ToroCabo Rojo, 66.

[7] Tió, “La Conspiración,” 10 y 11.

[8] Ramos Ramírez de Arellano, Acosta, y Lugo ToroCabo Rojo, 66.

[9] Ibíd., 52 y 76.

[10] Ibíd., 71.

[11] Ibíd., 73.

[12] Ibíd., 74.

[13] Archivo General de Puerto Rico, Fondo de Gobernadores Españoles, Municipalidades, Cabo Rojo, Caja 417. Recibo de don Manuel Urrutia - municiones para una tropa - 13 de abril de 1818.

Zapata Lozada, César A. Libro Undécimo de Bautismos (1820-1824) Parroquia San Miguel Arcángel de Cabo Rojo: Transcripción y Análisis (Acworth: Publicación del Autor, 2020), 10.

lunes, 8 de junio de 2020

La Trágica Muerte de don Juan Casimiro Ramírez de Arellano (Cabo Rojo, 1826)

Por César A. Zapata Lozada

Haciendo investigación en el Archivo General de Puerto Rico, en la Caja 418 de Cabo Rojo bajo el Fondo de Gobernadores Españoles, me encuentro una carta fechada el 5 de septiembre de 1826, del alcalde de Cabo Rojo, don Miguel López, informando sobre una leve tempestad que azotó al pueblo y sobre la trágica muerte de don Juan Casimiro Ramírez de Arellano. 

Don Juan Casimiro Ramírez de Arellano era nieto del fundador de Cabo Rojo, don Nicolás Ramírez de Arellano, y estaba casado con su prima hermana doña María de la Cruz Ramírez de Arellano. Doña María de la Cruz era hija de don Nicolás Ramírez de Arellano y doña María Belén Ramírez de Arellano. Estimo que se debieron haber casado al principio de los 1800s. He encontrado cinco hijos de este matrimonio: María Manuela, Raymunda, María Belén, María Dionisia, y José Miguel. 

A continuación la transcripción de la carta del alcalde don Miguel López:

Como a las doce del día primero del corriente mes se experimento una tempestad no muy fuerte del L.N.E. al L.S.E. (Creo que significa del litoral noreste al sureste) que duró hasta cerca del amanecer del día dos. En todo este tiempo se experimento grandes lluvias interpolada con vientos, causo daños a platanales, creciente en ríos y quebradas. La única desgracia que se ha experimentado ha sido ? ahogarse Dn. Juan Casimiro Ramirez, Miliciano Cumplido de Caballería, en quebrada piedras. El individuo salio del pueblo ebrio y sin bastarle (los) consejos de sus amigos siguió al campo a las 9 1/2 de la noche y llegando a la casa de otro vecino cercano al paraje de la desgracia no pudo este tampoco detenerlo, con lo que le infiere que al pasar dicha quebrada crecida, esta lo arrastro y llevo envuelto en su corriente. Al siguiente día yendo a mudar sus animales Dn. Pedro Torres con su hermano Dn. Jose, avistaron en la vega de la indicada quebrada aquel ahogado mezclado entre los escombros del agua y una bestia sin aparejos enredada del Cabestro cual reconocida resulto ser del dicho Ramirez. 

Cuando Dn. Miguel Lopez se dirigió al paraje del suceso, ya sus parientes habían conducido el cadaver a su casa, sin embargo el medico de sanidad Dn. Juan Redondo lo reconoció y le adbirtio una leve contusion en la frente sin duda hecha por alguna piedra de que esta llena dicha quebrada, y queriendo su familia darle sepultura aquella misma mañana la diferio hacerlo al siguiente día tres por no haber mediado las horas competentes para este acto. 

Toda esta indagación ha sido expresada con la mayor prolijidad mediante el competente examen de testigos; y lo participo a V.E. para su Superior conocimiento.

Dios guarde a V.E. por muchos años. Cavo-roxo 5 de septiembre de 1826.

Exmo Sor

Miguel López

Bibliografía: 
  • Archivo General de Puerto Rico, Fondo de Gobernadores Españoles, Municipalidades, Cabo Rojo, Caja 418, Carta del Alcalde Miguel López.
  • Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto de matrimonios, folio 165v.
  • Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro quinto de matrimonios, folio 19.
  • Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro quinto de matrimonios, folio 28v.
  • Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro décimo de bautismos, folio 107.
  • Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro undécimo de bautismos, folio 3.
  • Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro undécimo de bautismos, folio 213v. 

Casimiro Ramirez de Arellano Cabo Rojo Genealogia


Don Juan Pabón Alves (Cabo Rojo, 1859-1938)

Por César A. Zapata Lozada Don Juan Pabón Alves A veces cuando hacemos investigación genealógica nos encontramos personajes en nuestras líne...