jueves, 14 de octubre de 2021

Figueras vs. Figueroa in Cabo Rojo

There are many surnames that are similar and have been interpreted or transcribed as one spelling and other times as a different spelling. There are also surnames that are substantially different surnames that have been confused or misinterpreted. The surnames Figueroa and Figueras are two such surnames that are totally different families with different origins. Unfortunately, handwriting has been the culprit as the endings of these two surnames are sometimes unrecognizable in script.

One line of the Figueras family of Cabo Rojo includes Miguel Ángel Figueras born May 9, 1890, and baptized on June 20, 1890 (APSMACR, LB 37, Folio 83). The transcript is as follows:

Yo, Padre Benito Sanchez, de la Orden de San Agustín y Cura Párroco de la parroquia de San Miguel Arcángel en la ciudad de Cabo Rojo. 

Certifico: Que en el libro 37 de Bautismos perteneciente a este archivo Parroquial y en el folio 83, se halla la siguiente partida... 

En la Parroquia de San Miguel de Cabo Rojo a veinte de Junio de mil ochocientos noventa, yo, el Presbítero Don Carlos Jofre, Cura Ecónomo de la misma, bauticé solemnemente y puse el nombre de Miguel Ángel a un niño que nació el día nueve de Mayo próximo pasado, hijo legítimo de Leonardo Figueras y Monserrate Montalvo. Abuelos paternos: José [Figueras] y Claudia Rodríguez. y Maternos: José [Montalvo] y Beatríz Meléndez. Padrinos: Don Juan Colberg, Doña Esther Cabrera todos de este Parroquia á quienes advertí el parentesco espiritual y sus obligaciones. de que doy fe... Carlos Jofre 

Es copia exacta del original la que remito, expedida a petición de parte interesada, y para que así conste lo firmo y sello en esta Parroquia de San Miguel Arcángel, a quince de Abril de mil novecientos treinta y dos. 

El Párroco..Benito Sanchez 

Here is a closeup of the surname

Leonardo Figueras y Rodriguez and Monserrate Montalvo y Meléndez children include:

  1. Josefa (1885-1960)
  2. Candelaria (Candida) - (1887-1949)—Registro Civil, Cabo Rojo, Libro Nacimientos 7 Folio 87v and Cabo Rojo, Libro Defunciones, No 166
  3. María Irene - (1889- 1978) Registro Civil, Cabo Rojo, LN 10, Folio 231 and San Germán, Libro Defunciones 63-207
  4. Miguel Ángel - (1890-1954) -APSMACR, Libro Bautismos 37, Folio 83
  5. Francisco Eugenio (Efigenio) - (1892-1950)
  6. María Andrea - (1893-1981) Registro Civil, Cabo Rojo, Libro Naciemiento 18, Folio 273v, and Mayaguez, Libro Defunciones 200-317
  7. Modesta - (1897-1982) Registro Civil, Mayaguez, Libro Defunciones 200-401
  8. María Monserrate - (1899-1906)- Registro Civil, Cabo Rojo, Libro Defunciones 30, Folio 88
  9. Lázaro Antonio - (1901- 1968) Registro Civil, Cabo Rojo, Libro Numero 29, Folio 203v

The death of Leonardo Figueras y Rodríguez in Cabo Rojo in 1903 (Registro Civil, Cabo Rojo, Libro Defunciones 28, Folio 292) clearly shows his surname as Figueras and his parents as José Figueras and Claudia Rodriguez.

Excerpt of the death of Leonardo Figueras y Rodriguez, 1903

The paternal grandparents are José Figueras and Claudia Rodríguez. This same couple was transcribed as José Figueroa and Claudia Rodríguez in the baptism entry of Julián María Figueroa y Rodríguez in the 2003 Transcription by Eugenio Luis Colón of Libro Número 15, 
Bautismos de Blancos 1838-1842. (APSMACR, LB 15, Folio 225)

Julián’s death in 1904 at the age of 60 in Cabo Rojo clearly states his surname as Figueras and not Figueroa. His parents are verified as José Figueras and Claudia Rodríguez.



The same transcription error appears earlier with Josef Figueras married to María Roque in Cabo Rojo. His death in 1799 states his surname as Figueras (APSMACR, Libro Defunciones 2, Folio 82). Whereas his marriage in 1794 was transcribed as José Figueroa. A careful review of the original is warranted (APSMACR, LM 1, Folio 39).

José’s son, Francisco Figueras, is listed as Francisco Figuera (sic) as godparent in 1842. (APSMACR, Libro Bautismos 15, Folio 246v)

The daughter of Francisco Figueras and María del Carmen Montalvo was baptized on September 7, 1819, in Cabo Rojo and appears in the transcription by César A. Zapata Lozada of Libro 10 de Bautismos de Blancos de la Parroquia San Miguel Arcángel de Cabo Rojo 1814-1820 as María Magdalena Figueroa y Montalvo (p. 91). A closer inspection of the actual record reveals that the surname is indeed Figueras. (blurry copy) (APSMACR, Libro Bautismos 10, Folio 159v)

In Cabo Rojo, the Figueras family married Montalvo, Palermo, Rodríguez, Vega, Galindo and Sepúlveda family members, among other surnames. The indexed records on both Ancestry and FamilySearch are sometimes transcribed incorrectly, confusing Figueroa with Figueras. My recommendation is to review every Figueroa record in your ancestral tree by looking at the actual record and not relying on the indexed transcript.

The Figueras family is indicated as being from Spain in a few documents. In 1833, a Jayme Figueras y Roig obtained a passport to travel to San Juan from Tarragona Spain, where he lived in the village of Torredembarra. 

The connection from the Figueras family in Cabo Rojo to Jayme Figueras y Roig has not been identified. Other Figueras families reside in many other cities in Puerto Rico.

Bibliography

Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo (APSMACR)

  • Libro de Bautismos: 37, Folio 83
  • Libro de Bautismos: 15, Folio 225 and 246v
  • Libro de Bautismos: 10, Folio 159v
  • Libro de Matrimonios: 1, Folio 39
  • Libro de Defunciones: 2,  Folio 82

Registro Civil de Puerto Rico, Cabo Rojo, Mayaguez and San German

Archivo General de Puerto Rico (AGPR), Gobierno Político Superior, Pasaportes 1795-1889, Caja 155, Film # 1389448, image 1365, transcribed by Rachel Rose

jueves, 16 de septiembre de 2021

Investigando la familia de don Juan Gregorio de Torres (c. 1770-1866) y doña María José Pagán (c. 1789 - c. 1862)

Por César A. Zapata Lozada

Los ancestros de don Juan Gregorio de Torres y doña María José Pagán fueron una de mis paredes genealógicas por más de 20 años. Por muchos años la información que había encontrado no me daba pistas concretas sobre sus padres, ni el grado de consanguinidad de uno de sus hijos me pudo ayudar. Pero había encontrado bastante información sobre la vida y los descendientes de don Juan Gregorio y doña María José en Cabo Rojo. También basado en las prueba de Y-ADN había establecido que don Juan Gregorio y don Francisco Ramón de Torres, otro de mis ancestros, proceden de la misma familia "de Torres." Después de 20 años de búsqueda pude establecer que don Francisco Ramón de Torres es descendiente de una de las ramas de la familia de Torres y Figueroa de Yauco. 

Volviendo a don Juan Gregorio y doña María José Pagán, estos se casaron en San Germán el 6 de febrero de 1805 [APSGASG, L7M, F1v]. Don Juan Gregorio era de Cabo Rojo y doña María José de San Germán, lo que explica porque la boda se hizo en San Germán ya que era costumbre casarse en la parroquia de la novia. Fueron dispensados por el Obispo don Alejo de Arizmendi por tener cuatro parentescos de consanguinidad, uno de 3°/4° y tres de 4to grado.

Padres de don Juan Gregorio 

Los padres de don Juan Gregorio fueron don Bernardino de Torres y doña Juliana de la Seda. Quiero notar que don Juan Gregorio fue el único hijo entre don Bernardino y doña Juliana ya que esta fallece alrededor de 1775, y don Bernardino se casa en segundas nupcias con doña María Merced Irizarry y tuvo nueve hijos de este matrimonio. Aparentemente don Bernardino al casarse con doña Juliana de la Seda se muda a Cabo Rojo en donde es muy posible que don Juan Gregorio haya nacido. Los padres de don Bernardino eran don Ignacio de Torres y Figueroa y doña María Rosalía del Toro. La familia de don Ignacio era oriunda de Yauco. 

Firma de don Ignacio de Torres y Figueroa, abuelo de don Juan Gregorio

Doña Juliana de la Seda debe ser la hija de don León Felipe de la Seda y doña Estebania de Rivera. Esto puede explicar también porque don Bernardino se haya mudado a Cabo Rojo, al barrio de los Llanos, ya que era donde se establecieron los descendientes de don León y doña Estebania. Dos primos hermanos de don Bernardino también se casaron con hijos de don León de la Seda y doña Estebanía de Rivera, lo que demuestra que debió existir alguna relación de amistad y familia entre los de Torres y Figueroa y de la Seda. También veremos adelante las relaciones de compadrazgo entre don Juan Gregorio y doña María José con los descendientes de don León y doña Estebania. 

Padres de doña María José

Los padres de doña María José fueron don Eusebio Pagán y doña Agustina del Toro. Lamentablemente no sabemos quienes eran los padres de don Eusebio y doña Agustina. Los apellidos Pagán y del Toro son muy común en Cabo Rojo, San Germán, y Lajas, y se encuentran en otros pueblos del suroeste de Puerto Rico como Yauco. Debido a que algunas familias Pagán y del Toro se casaron con los de Torres y Figueroa en Yauco, es posible que estén relacionados con los de San Germán. Tenemos que seguir investigando esta familia para descifrar quienes fueron sus padres.  

Don Juan Gregorio de Torres y doña María José en Cabo Rojo

La familia de don Juan Gregorio y doña María José comienza a aparecer en los libros parroquiales de Cabo Rojo desde 1805. Sabemos que vivián en el barrio Llanos basado en que fueron gravados por sus terrenos en dicho barrio. A continuación presento el gravamen por sus terrenos desde 1818 a 1830:

1818 - 2 reales
1824 - 6 pesos
1827 - 5 pesos
1830 - 10 pesos

El gravamen para la mayoría de las personas con terrenos era alrededor de uno peso a tres pesos. Basado en esto podemos deducir que don Juan Gregorio poseía un poco más de terrenos que la mayoría de las personas. Como vemos, la cantidad de sus gravámenes fue incrementando a través de los años, lo que demuestra la posibilidad de que fue incrementando la cantidad de tierras que poseía. Ya para 1860 don Juan Gregorio poseía un total de 40 cuerdas. 

Estudio de vecinos

Basado en los gravámenes en el barrio de los Llanos podemos deducir que don Juan Gregorio vivio cerca de don Casiano de Torres, don Felipe de Torres, y don Joaquín López.[1] Estudiemos un poco quienes eran estas personas y como estaban relacionadas con don Juan Gregorio. 

  • Don Casiano de Torres era hijo de don Pedro de Torres y doña Francisca del Toro y estaba casado con doña María López de Victoria, hija de don José Miguel López de Victoria y doña Gerónima Vélez del Rosario. A su vez don Pedro de Torres era hijo de don Francisco de Torres y Figueroa y doña Apolonia Borrero, de Yauco. Doña Francisca del Toro falleció en Cabo Rojo el 4 de enero de 1815 [APSMACR, L4D, F82v]. Don Francisco de Torres y Figueroa y doña Apolonia Borrero eran bisabuelos de don Juan Gregorio, lo que hace que don Juan Gregorio y don Casiano tuvieran una relación de parentesco de segundo con tercero grado de consanguinidad. Quizás haya otra relación por los del Toro. 
  • Don Felipe de Torres era hermano de don Casiano e hijo de don Pedro de Torres y doña Francisca del Toro. Casado con doña Luisa López de Victoria, hija de don José Miguel López de Victoria y doña Gerónima Vélez del Rosario. Felipe era nieto de don Francisco de Torres y Figueroa y doña Apolonia Borrero. Lo que hace que don Juan Gregorio y don Felipe tuvieran una relación de parentesco de segundo con tercero grado de consanguinidad.
  • Don Joaquín López (de Victoria) era hijo de don José Miguel López de Victoria y doña Gerónima Vélez del Rosario. Joaquín era hermano de doña Luisa López de Victoria, casada con don Felipe de Torres mencionado arriba.  

Como vemos, hay varias personas de apellido de Torres originarios de Yauco y que estaban casados con los hijos de don José Miguel López de Victoria y doña Gerónima Vélez del Rosario viviendo cerca de don Juan Gregorio y que tenían relaciones espirituales y familiares. 

Estudio en los libros parroquiales


Otra forma que podemos establecer posibles relaciones familiares es estudiando los libros parroquiales de bautismos, confirmaciones, matrimonios, y defunciones. Tenemos que don Juan Gregorio y doña María José aparecen como padrinos de los siguientes niños:

  • María de los Dolores de Torres Cordobés, hija de don Juan Anicasio de Torres y doña Juana Bautista Cordobés, que nació el 20 de septiembre de 1823 [APSMACR, L11B, F220]. Juan Anicasio era hijo de don Bernardino de Torres y doña María Merced Irizarry y por lo tanto medio era hermano de don Juan Gregorio [APSMACR, L2B, F298]. Don Bernardino era hijo de don Ignacio de Torres y doña María Rosalía del Toro. Don Ignacio era hijo de don Francisco de Torres y Figueroa y doña Apolonia Borrero. 
  • María Victoriana de Torres López, hija de don Felipe de Torres y doña Luisa López, que nació el 22 de marzo de 1824 [APSMACR, L11B, F253].
  • Antonio de la Seda Montalvo, hijo de Bartolomé de la Seda y Juana Francisca de Montalvo, que nació el 28 de enero de 1807 [APSMACR, L7B, F66v]. Bartolomé era hijo de don León de la Seda y doña Estebanía Rivera, y por lo tanto debe ser tío de don Juan Gregorio y Antonio debe ser primo hermano de Juan Gregorio.
  • María Monserrate de la Seda del Toro, hija de Marcos de la Seda y Maria de la Concepción del Toro, que nació el 19 de julio de 1814 [APSMACR, L10B, F5v]. Marcos era hijo de don Luis de la Seda y doña Francisca del Toro, por lo tanto nieto de don León de la Seda y doña Estebanía Rivera y primo hermano de don Juan Gregorio.
  • José Carlos del Toro Montalvo, hijo de Vicente Antonio del Toro y María Juliana Montalvo, que nació el 4 de noviembre de 1818 [APSMACR, L10B, F133].
  • Marcos José Montalvo González, hijo de Pedro José Montalvo y Juana González, que nació el 6 de octubre de 1815 [APSMACR, L10B, F42v].
  • María del Carmen Pagán de la Seda, hija de Manuel Antonio Pagán y Rosalía Candida de la Seda, que nació el 4 de julio de 1809 [APSMACR, L8B, 147v]. Rosalía era hija de don Juan Anselmo de la Seda y doña Ana de la Cruz de Torres. Don Juan Anselmo es hijo de don Leon de la Seda y doña Estebanía Rivera. Doña Ana de la Cruz es hija de don José de Torres y doña Francisca del Toro y nieta de don Francisco de Torres y doña Apolonia Borrero de Yauco. Por ende, Rosalía debe ser prima hermana de don Juan Gregorio por los de la Seda y prima segunda por parte de los de Torres. 

Aparece como testigo en las siguientes bodas:
  • Juan Tomás de la Seda, hijo de Valentín de la Seda y Micaela Cintrón, se casó con Antonia María de la Seda, hija de Bartolomé de la Seda y Juana Montalvo. Se casaron en Cabo Rojo el 20 de julio de 1812 [APSMACR, L2M, F108v]. Ambos, Juan Tomás y Antonia María deben ser primos hermanos de don Juan Gregorio, ya que Valentín y Bartolomé eran hermanos de doña Juliana de la Seda, madre de don Juan Gregorio.
  • Nicolás Acosta, hijo de Manuel Acosta y Josefa Rodríguez, se casó con María Victoria de la Seda, hija de Bartolomé y Juana Francisca Montalvo. Se casaron en Cabo Rojo el 6 de febrero de 1813 [APSMACR, L2M, F117]. María Victoria era prima hermana de don Juan Gregorio. 
  • Lino de la Seda, hijo de Juan Anselmo de la Seda y Ana de la Cruz de Torres, se casó con María Rufina Álvarez, hija de don Juan Álvarez y doña Baltazara Mercado. [APSMACR, L3M, F15v]. Lino era primo hermano de don Juan Gregorio por los de la Seda y primo segundo por los de Torres. Ana de la Cruz era hija de don José de Torres y doña Francisca del Toro, y a su vez don José era hijo de don Francisco de Torres y doña Apolonia Borrero. 
Las siguientes personas aparecen como padrinos y madrinas de sus hijos:
  • Bartolomé de la Seda y Juana Francisca Montalvo
  • José del Toro y Luisa Dávila
  • Juan Anselmo de la Seda y Ana de la Cruz de Torres
  • Juan Benigno del Toro y María José Pagán
  • Manuel Pagán y María Barbara Pagán
  • Pedro Pagán y Ursula María Irizarry
  • León de la Seda e Isabel Irizarry
  • Felipe de Torres y Luisa López de Victoria
  • Antonio Asencio e Isabel María López

Podemos ver que don Juan Gregorio y doña María José se relacionaban, ya sea por lazos de amistad, conveniencia, o familia con las familias de Torres, de la Seda, del Toro, Pagán, Irizarry, y López de Victoria. 

En cuanto a las familias de Torres mencionadas, los abuelos de don Felipe de Torres, don Casiano de Torres, Bernardino de Torres, y Ana de la Cruz de Torres fueron don Francisco de Torres y Figueroa y doña Apolonia Borrero, de Yauco. Don Juan Gregorio procede de esta rama de los de Torres y Figueroa, lo que hace sentido ya que los abuelos de don Francisco Ramón de Torres son también don Francisco de Torres y Figueroa y doña Apolonia Borrero y el Y-ADN comprueba que don Francisco Ramón y don Juan Gregorio provienen de la misma familia paternal. 

Relaciones de Consanguinidad


De los hijos de don Juan Gregorio y doña María José, solamente uno de sus hijos se casó con una pariente. Juan Miguel de Torres Pagán se casó con Cecilia Ortiz de Peña de la Seda, hija de Blas Ortiz de Peña y Juana Francisca de la Seda. Se casaron en Cabo Rojo el 8 de octubre de 1845 y el acta dice que tenían un segundo con tercero grado de consanguinidad. Pero creo que esto es un error y que el grado debe ser de tercer grado de consanguinidad [APSMACR, L5M, F121]. Los abuelos paternos de Cecilia eran don José Ortiz de Peña y Micaela Ramírez de Arellano y los maternos eran don Bartolomé de la Seda y doña Juana Francisca Montalvo. El tercer grado de consanguinidad hace que este grado sea por don León de la Seda y doña Estebanía Rivera.

Descendencia de don Juan Gregorio de Torres y doña María José Pagán.


Don Juan Gregorio de Torres y doña María José Pagán tuvieron los siguientes hijos:
  1. María Ramona, nació en Cabo Rojo el 19 de octubre de 1805. Sus padrinos fueron Bartolomé de la Seda y Juana Francisca Montalvo [APSMACR, L7B, F27]. Falleció soltera en Cabo Rojo el 2 de julio de 1830 [APSMACR, L8D, F142v].
  2. José Rafael, nació en Cabo Rojo el 9 de diciembre de 1806. Sus padrinos fueron José del Toro y Luisa Dávila [APSMACR, L7B, F57]. Se casó con Agustina Díaz Cardoza, hija de don José Díaz y doña María del Rosario Cardoza. Falleció 28 de diciembre de 1891. Tuvieron por hijos a Adelina, Agustina, José Rafael, y Elisa.
    Firma de José Rafael de Torres

  3. María del Rosario, falleció soltera en Cabo Rojo el 3 de enero de 1893. 
  4. Juan Antonio, nació en Cabo Rojo el 24 de febrero de 1808. Sus padrinos fueron Juan Anselmo de la Seda y Ana de la Cruz de Torres [APSMACR, L8B, F73].
  5. Juan Miguel, se casó en Cabo Rojo el 8 de octubre de 1845, con Cecilia Ortiz de Peña, hija de don Blas Ortiz de Peña y doña Juana Francisca de la Seda. El acta dice que tenían un segundo con tercer grado de consanguinidad. Creo que esto es un error [APSMACR, L5M, F121]. Falleció en Cabo Rojo el 15 de julio de 1894. Tuvieron por hijos a Cecilia, Ramón Antonio, Margarita, Juan Gregorio, Juana Josefa, Dominga, y Magdalena.
  6. María del Carmen, nació en Cabo Rojo el 10 de septiembre de 1810. Sus padrinos fueron Juan Benigno del Toro y María José Pagán. [APSMACR, L9B, F38] Falleció en Cabo Rojo el 23 de septiembre de 1810 [APSMACR, L3D, F104].
  7. María del Carmen, nació en Cabo Rojo el primero de septiembre de 1815. Sus padrinos fueron Manuel Pagán y María Barbara Pagán [APSMACR, L10B, F41]. Falleció soltera en Cabo Rojo el 22 de septiembre de 1894.
  8. Juana María, nació en Cabo Rojo el 12 de julio de 1817. Sus padrinos fueron Pedro Pagán y Ursula María Irizarry [APSMACR, L10B, F92v]. Aparece como madrina de Ramón de Jesús, hijo de Pedro José Torres y Felipa Morales. Falleció soltera en Cabo Rojo el 2 de abril de 1888.
  9. Pedro José, nació en Cabo Rojo el 9 de julio de 1819. Sus padrinos fueron don León de la Seda y doña Isabel Irizarry [APSMACR, L10B, F156]. Se casó en primeras nupcias con Juana Francisca Montalvo, hija de don Buenaventura Montalvo y doña Isabel Vélez [APSMACR, L6M, F197v]. Al enviudar, se casó en Cabo Rojo el 23 de febrero de 1865, con Felipa Morales, hija natural de Cipriana Morales. De su primer matrimonio, tuvo por hijos a María Aracelia, y Sinforoso de las Mercedes, y Robustino; y de su segundo matrimonio Ramón de Jesús, Gregorio María, Rodulfo Entislao, Emeterio Ambrosio, Juana Guadalupe, y Ricarda del Carmen.  
    Gregorio María Torres Morales, hijo de Pedro José y su segunda esposa Felipa Morales

  10. Domingo, nació en Cabo Rojo el 3 de junio de 1821. Sus padrinos fueron Felipe de Torres y Luisa López [APSMACR, L11B, F61v]. No he encontrado más información sobre Domingo.
  11. Elias Antonio, nació en Cabo Rojo el 19 de julio de 1829. Sus padrinos fueron don Antonio Asencio e Isabel María López [APSMACR, L13B, F100v]. Elias Antonio aparece como padrino de Ramón de Jesús, hijo de Pedro José Torres y Felipa Morales. No he encontrado más información sobre Elias Antonio. 
Don Juan Gregorio de Torres falleció en Cabo Rojo el 5 de junio de 1866 [APSMACR, L19D, F171v]. Su acta de defunción lee como sigue:

... hice los oficios de entierro doble y mande a dar sepultura eclesiástica en el cementerio general al cadaver de D. Juan Gregorio Torres de ciento cuatro años de edad casado con Da. Maria Josefa Pagan. Otorgo su testamento estrajudicial por ante cinco testigos en el barrio de los Llanos, mancomunalmente con su esposa, el uno de Enero de mil ochocientos cincuenta y ocho en el que fue su voluntad que el cuerpo hecho cadáver se sepulte en el lugar de costumbre, con la montaja y funerales que dispongan los albaceas, que le paguen de sus bienes los tres pesos de la manda pía religiosa y medio real a cada una de las forzosas. Mandele digan las misas siguientes, las tres misas del alma, una misa al santisimo Sacramento, otra al patron San Miguel, otra a San Antonio de Padua, otra al Santo del nombre, otra a nuestra Señora del Rosario, otra a nuestra Señora del Carmen, y otra al Espíritu Santo, por cada una de los dos de la tasa de ocho reales. Nombró por albaceas testamentarios a sus hijos D. José Rafael Torres y D. Pedro Jose Torres. Recibió los Santos Sacramentos de penitencia y extremaunción y no el Sagrado viático por la distancia del lugar.

Como podemos ver don Juan Gregorio tuvo una larga vida y al fallecer aparentemente su esposa doña María José estaba viva ya que no la menciona como difunta. No he encontrado el acta de defunción de doña María José. Seguiremos estudiando la línea de doña María José para tratar de encontrar sus antepasados. 

Esperidion Torres Asencio, hijo de Sinforoso de Torres Montalvo y nieto de Pedro José de Torres y Juana Francisca Montalvo 

Bibliografía

  1. Archivo General de Puerto Rico (AGPR), Fondo de Gobernadores Españoles (FGE), Municipalidades - Cabo Rojo, Caja 418 - Subsidio 1821 - 19 de abril de 1821. Propietarios.
  2. AGPR, FGE, Obras Públicas
  3. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo (APSMACR)
    1. Libro de bautismos: tercero, séptimo, octavo, décimo y undécimo.
    2. Libro de matrimonios: segundo, tercero, y quinto.
    3. Libro de defunciones: décimo noveno
  4. Archivo Parroquial San Germán Auxerre de San Germán (APSGASG)
    1. Libro matrimonios: séptimo.
  5. Registro Civil de Puerto Rico


  






domingo, 15 de agosto de 2021

El Presbítero caborrojeño don José Vicente del Toro (n. 1793)

Por César A. Zapata Lozada

El Presbítero José Vicente del Toro era clérigo tonsurado [1] en 1819 y luego para 1820 ya era clérigo domiciliario del Obispado. Nació en Cabo Rojo el primero de septiembre de 1793, y era hijo de don Manuel del Toro y doña Rosa María de Lugo.[2] El presbítero José Vicente del Toro estuvo activo en la vida del pueblo. En agosto de 1820, propone al cabildo que se establezca una escuela de primeras letras en Cabo Rojo para que se enseñe aritmética, gramática castellana y latina, y lógica. Él se ofrece a ser el maestro si no se encuentra a alguien para que enseñe. 
Acta de Cabildo 1820, petición de don José Vicente del Toro
Esto demuestra que el presbítero José Vicente debía tener alguna educación formal. Era una persona con buenos medios económicos, ya que el cabildo le compró su casa para construir la Casa Alcaldía en 1826. La casa estaba valorada en 3,243 pesos, una cantidad muy alta en esa época. Quiero destacar que José Vicente aparentemente tuvo una educación formal lo cual probablemente le ayudó a obtener una posición de cura en el obispado. Esto le aseguró una larga carrera con un buen salario.

Para 1836, don José Vicente era cura teniente interino del pueblo de Cayey. El 13 de diciembre de 1836, don José Vicente pidió a la corte que fuera removido como albaceas del testamento de su padre don Manuel del Toro debido a que le era imposible ejercer como albacea por ser cura y por sus responsabilidades pastorales. Le pide a la corte que se nombre a su madre, doña Rosa María de Lugo como albaceas ya que de acuerdo a don José Vicente, "se haya en aptitud y capacidad para realizar el cumplimiento de cuanto transierne a este delicado asunto." Su petición fue aceptada por el juez de primera instancia en la villa de San Germán, Bonifacio Martínez de Baños. En el mismo documento el escribano público lo fue Tomás José Ramírez de Arellano.[8]

Firma de Jose Vicente del Toro
Firma de don José Vicente del Toro

Bibliografía:
  1. Se llama tonsura al primero de los grados clericales el cual se confería por mano del obispo como disposición y preparación para recibir el sacramento de ordenación y cuya ceremonia se ejecutaba cortando una parte del cabello.
  2. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto de bautismos, folio 131.
  3. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro décimo de bautismos, folio 71. Bautismo de Lorenza del Toro Irizarry, hija de Juan Francisco del Toro y María del Carmen Irizarry, menciona que el clérigo Juan Vicente del Toro era hijo de Manuel del Toro.
  4. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto de bautismos, folio 131. 
  5. Ramos Ramírez de Arellano, Antonio, Úrsula Acosta, y Sifredo Lugo Toro. Cabo Rojo: Notas para su Historia (San Juan: Comité Historia de los Pueblos, 1985), 83.
  6. Zapata Lozada, César A. Libro Undécimo de Bautismos (1820-1824) Parroquia San Miguel Arcángel de Cabo Rojo: Transcripción y Análisis (Acworth: Publicación del Autor, 2020). 12.
  7. Stark, David M. “A Professionalizing Priesthood: The Cathedral Chapter of San Juan, Puerto Rico (1650-1700),” The Catholic Historical Review 104, No. 3 (Summer 2018): 462.
  8. Archivo General de Puerto Rico, Juzgado de San Germán, Caja 25. Año 1836, Legajo 3, Numero 3, Presbitero D. José Vicente del Toro renunciando al cargo de albacea que le hizo su padre don Manuel.


jueves, 8 de julio de 2021

La familia Sosa de Cabo Rojo

 Por César A. Zapata Lozada

La familia Sosa de Cabo Rojo puede trazar su origen a don Cayetano Sosa de la Rosa quien debe haber llegado a Cabo Rojo antes de 1817. Don Cayetano era natural de Aguadilla e hijo de don Francisco Antonio Sosa de la Rosa y doña Juana de la Rosa Cajigas, y a su vez nieto del fundador de Aguadilla, don Juan Bernardo de Sosa.[1] Don Juan Bernardo de Sosa era natural de la Isla de León en Cadiz, España y estaba casado con doña Jacinta de la Rosa.[2] 

Don Cayetano Sosa se casó en Cabo Rojo el 6 de noviembre de 1817, con doña María Ignacia de la Cruz Hernández Montalvo, hija de don Antonio Hernández y Francisca Xabiela de Montalvo y tenían un cuarto grado de consanguinidad. Creo que esto es un error y este grado de consanguinidad debe ser un tercero con cuarto y es posible que sea por los Hernández.[3] Doña María Ignacia de la Cruz nació en Cabo Rojo el 22 de mayo de 1790, y sus padrinos fueron José de Montalvo y Juana Hernández.[APSMACR, Libro tercero de bautismos, folio 383]. Don Cayetano fue gravado por los terrenos que tenía en el barrio de los Llanos de Cabo Rojo [Archivo General de Puerto Rico, Fondo Gobernadores Españoles, Caja 417]. 

En el periódico la Gaceta del Gobierno de Puerto Rico del sábado 28 de de octubre de 1843 (núm. 129, Vol. 12) aparece la noticia del arresto hecho por don Cayetano Sosa de un prófugo criminal llamado Ignacio Ávila de San Germán.

Cayetano Sosa - Gaceta de Puerto Rico
Gaceta de Puerto Rico, 28 de octubre de 1843

Don Cayetano y doña María Ignacia tuvieron los siguientes hijos:

  1. Juan Jusino, nació en Cabo Rojo el 16 de agosto de 1818, y sus padrinos fueron Antonio Hernández y Francisca Xabiela Montalvo, sus abuelos maternos.[4]
  2. María Antonia, nació en Cabo Rojo el 26 de enero de 1820, y sus padrinos fueron Juan Antonio Hernández y María Guardiola (sus tios maternos). Se casó en Cabo Rojo el 25 de enero de 1840, con Juan Antonio Ojea Hernández, hijo de don Feliciano Ojea y doña Rosalía Hernández de la Vega. Tenían un cuarto grado de consanguinidad. Creo que esto es un error y debe ser un tercer grado de consanguinidad. Este grado de consanguinidad debe ser por los Hernández.[5] María Antonia y Juan Antonio Ojea tuvieron los siguientes hijos: 
    1. Juan José Ojea Sosa, nació en Cabo Rojo el 16 de febrero de 1841, y sus padrinos fueron don Cayetano Sosa y doña María Ignacia Hernández (sus abuelos maternos). Se casó en Cabo Rojo el 20 de abril de 1864, con doña María Monserrate Rodríguez Ramírez, hija de Heraclio Rodríguez y María del Carmen Ramírez. Tuvieron los siguientes hijos: Juana Saturnina, Juana Maria Santiago, María Ramona, María Mercedes, María Candelaria, Juan, y Luis Beltrán. Juan José falleció en Cabo Rojo el 3 de febrero de 1917.
    2. María Concepción Ojea Sosa, nació en Cabo Rojo el 8 de diciembre de 1842, y sus padrinos fueron Manuel Padilla y María Monserrate Ojea. Se casó en Cabo Rojo el 12 de agosto de 1868, con don Nicolás Segarra, viudo de doña María del Carmen Martínez e hijo de don Juan Portalatín e Ignacia Montalvo. María Concepción falleció en Cabo Rojo el 16 de agosto de 1917.
    3. Juan Francisco Ojea Sosa, nació en Cabo Rojo el 8 de julio de 1845, y sus padrinos fueron Francisco Montalvo y Felipa Ortiz.
    4. Juan Antonio Ojea Sosa, estaba casado con María Isidora Montalvo Segarra. He encontrado estos hijos: María Agripina y Manuel Ramón. Falleció en Cabo Rojo el 15 de marzo de 1935. 
    5. Juan Bautista Ojea Sosa, falleció en Cabo Rojo el 4 de enero de 1863.
    6. María del Carmen Ojea Sosa, estuvo casada con José Ramón Rodríguez. Falleció en Cabo Rojo el 30 de mayo de 1910.
    7. Rosalía Saba Ojea Sosa, nació en Cabo Rojo el 5 de diciembre de 1855 y se casó en 1872 con José Guillermo Padilla Ojea, hijo de Manuel de Jesús Padilla y María Monserrate Ojea Hernández. Tenían un segundo grado de consanguinidad. 
    8. Jose Monserrate Ojea Sosa, nació en Cabo Rojo el 5 de septiembre de 1858. Estuvo casado con María del Carmen Hernández Cardoza, hija de Sandalio Hernández y María del Carmen Cardoza. Falleció en Cabo Rojo el 12 de diciembre de 1899.
    9. Juan Abad Ojea Sosa, gemelo con Juan Valeriano, nació en Cabo Rojo el 14 de abril de 1861, y sus padrinos fueron don Cayetano Ortiz y doña Ramona Ramírez. 
    10. Juan Valeriano Ojea Sosa, gemelo con Juan Abad, nació el 14 de abril de 1861, y sus padrinos fueron don Cayetano Ortiz y doña Ramona Ramírez. Falleció en Cabo Rojo el 14 de octubre de 1887. 
  3. María Ignacia, se casó en Cabo Rojo el 21 de febrero de 1846, con José Monserrate Pagán Zapata, soldado de Caballería e hijo de don Francisco Pagán y doña María de los Santos Zapata.[6] He encontrado un hijo llamado José María Pagán Sosa.
  4. Juan Bernardo, nació en Cabo Rojo el 5 de marzo de 1821, y sus padrinos fueron Juan Antonio Hernández y Germana Hernández, sus tios maternos.[7] Se casó en Cabo Rojo el 14 de julio de 1841, con Juana Paula Ortiz Zapata, hija de don Eugenio Ortiz de Peña y doña Juana María Zapata.[8] Estuvo casado en segundas nupcias con Juana Paula Montalvo. Juan Bernardo falleció en Cabo Rojo el 4 de marzo de 1892. Tuvo cuatro hijos con Juana Paula Montalvo nombrados: José Monserrate, Francisco Antonio, José Miguel y María Luisa. De su primer matrimonio con Juana Paula Ortiz tuvo cuatro hijos nombrados: Manuel María, Paula, Miguel, y Juan del Carmen [9].
  5. Juan Cayetano, nació en Cabo Rojo el 20 de noviembre de 1824, y sus padrinos fueron don Juan Francisco Hernández y doña Ángeles Hernández.[10] Se casó en Cabo Rojo el 13 de septiembre de 1847, con Petronila Pagán Zapata, hija de don Francisco Antonio Pagán y doña Maria de los Santos Zapata.[11] Falleció en Cabo Rojo el 7 de mayo de 1903. Tuvo los siguientes hijos nombrados: Nolasco, María Antonia, María Josefa, Carmen, Cruz, Manuela y José Monserrate.
  6. José Miguel, se casó en Cabo Rojo el 22 de noviembre de 1844, con María Dominga de Arce Feliciano, hija de don Miguel de Arce y doña María del Carmen Feliciano. Tenían un tercero con cuarto grado de consanguinidad. Este grado de consanguinidad debe ser por los de Arce. [12] Se casó en segundas nupcias en Cabo Rojo el 12 de marzo de 1883, con Ramona Luciano Rosado, hija de don Martín y doña Andrea.[13] Falleció en Cabo Rojo el 23 de mayo de 1883. [14]
  7. Juan Gregorio, nació en Cabo Rojo el 24 de diciembre de 1829, y sus padrinos fueron don Nicolás Montalvo y doña María Hernández. [15]
  8. Juan Blas, se casó en Cabo Rojo en noviembre 1853 con Cándida de Jesús Ramírez de Arellano Rodríguez, hija de don José Monserrate y doña Rosalía.[16] Falleció en Cabo Rojo el 6 de julio de 1879. [17] He encontrado un hijo llamado Emilio Sosa Ramírez.
  9. José Vicente, se casó en Cabo Rojo en 1852 con Antonia Ramírez. [18] Falleció en Cabo Rojo el 6 de agosto de 1885. No tuvo hijos. [19]

Don Cayetano falleció de 72 años en Cabo Rojo el 3 de diciembre de 1864.[20] Su esposa doña María Ignacia de la Cruz falleció en Cabo Rojo el 3 de febrero de 1862. [21]

Bibliografía 

  1. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo (APSMACR), Libro tercero de matrimonios, folio 58. Archivo General de Puerto Rico (AGPR), Protocolos Notariales de Aguadilla, Caja 1346, folios 129v-132v, 9 junio 1832 - Testamento de don Francisco Antonio de Sosa. 
  2. Archivo Parroquial San Carlos y Santa María de la Victoria de Aguadilla (APSCSMVA), Libro primero de defunciones, folio 124.
  3. APSMACR, Libro tercero de matrimonios, folio 58.
  4. APSMACR, Libro décimo de bautismos, folio 126v.
  5. APSMACR, Libro quinto de matrimonios, folio 68.
  6. APSMACR, Libro quinto de matrimonios, folio 123v.
  7. APSMACR, Libro undécimo de bautismos, folio 51v. 
  8. APSMACR, Libro quinto de matrimonio, folio 79v.
  9. Registro Civil de Puerto Rico (RCPR), Libro de Defunciones, folio 117v.
  10. APSMACR, Libro duodécimo de bautismos, folio 22v.
  11. APSMACR, Libro quinto de matrimonios, folio 136.
  12. APSMACR, Libro quinto de matrimonios, folio 108.
  13. APSMACR, Libro décimo de Matrimonios, folio 225v.
  14. APSMACR, Libro vigésimo quinto de defunciones, folio 224v.
  15. APSMACR, Libro décimo tercero de bautismos, folio 128v.
  16. APSMACR, Libro sexto de matrimonios, folio 136v.
  17. APSMACR, Libro vigésimo cuarto de defunciones, folio 48.
  18. APSMACR, Libro sexto de matrimonios, folio 89.
  19. RCPR, Libro de defunciones de Cabo Rojo, folio 441v,
  20. APSMACR, Libro décimo octavo de defunciones, folio 201.
  21. APSMACR, Libro dêcimo septimo de defunciones, folio 21,

jueves, 17 de junio de 2021

Ataque del pirata Lafitte al Puerto Real de Cabo Rojo en 1814

 Por César A. Zapata Lozada

Proteger el Puerto Real de Cabo Rojo debió ser una tarea que requería constante vigilancia ya que era atacado constantemente por piratas, corsarios, y enemigos de España. Me viene a la mente el Port Royal representado en la película "Pirates of the Caribbean" y me pregunto si era algo parecido al Puerto Real de Cabo Rojo. Al menos tenía el mismo nombre en inglés. 

En una carta al gobernador de Puerto Rico del capitán del Puerto Real de Cabo Rojo, don José Mendoza y Picado [1], detalla un ataque al Puerto Real ocurrido el 10 de abril de 1814, por una goleta con tripulación de la colonia francesa de Santo Domingo.  

En la mañana del 10 de abril de 1814, llegó al Puerto Real de Cabo Rojo una goleta inglesa llamada María comandada por Gaspar Bernard y que era propiedad de monsieur Remi Francovi, comerciante de Santo Tomás. La goleta había salido del puerto de San Juan el 7 de abril con una carga de 500 barriles de harina que tenían como destino la isla de Curazao. La goleta estaba buscando puerto seguro debido a las maniobras sospechosas de dos goletas y una balandra

Monsieur Francovi y Mendoza se reunieron en su casa que estaba localizada a la orilla del mar en la entrada del puerto (debe haber sido cerca de la punta La Mela).

Punta La Mela Cabo Rojo
Punta La Mela
Al poco rato de llegar monsieur Francovi a la casa de Mendoza avistaron la balandra y una de las goletas dando vuelta hacia el norte y al parecer en persecución de otra goleta que logró escaparse al entrar al puerto de Mayagüez. 

Mendoza y monsieur Francovi estaban velando a los barcos sospechosos y notaron que se abordaron varias veces entre ellos y echaron botes al mar y estuvieron un tiempo aparentemente consultando entre ellos. Entonces los barcos viraron hacia el sur y pasaron el puerto pero se dieron cuenta que no estaban remolcando uno de los botes que habían avistado anteriormente.

Inmediatamente se dieron cuenta de que del norte venía un bote de cuatro remos con algunos hombres en dirección al puerto y de su goleta que estaba anclada con una espía en tierra frente a la casa de Mendoza.

Prontamente monsieur Francovi abordó su goleta y en ese mismo instante llegó el bote. Los tripulantes del bote hicieron dos o tres disparos y exigieron en francés que levantaran los palos para la vela. En ese momento subieron al barco e hicieron que dos marinos bajaran a tierra a soltar la espía y que otro subiera al palo mayor para pasar la driza (los cabos que sirven para izar las velas) del pico (palo que se apoya en un tintero del palo macho de popa). Pero al haber poco viento comenzaron a remolcar la goleta. 

Mendoza buscó dos fusiles en su casa y comenzó a disparar desde la orilla del mar lo que consiguió que la goleta se varara al tratar de evitar los disparos. Entonces los atacantes dejaron la goleta y bajaron a sus botes llevandose con ellos al propietario monsieur Francovi. Al llegar a la balandra de los piratas, estos llenaron sus botes con tripulantes armados y se dirigieron al puerto por la orilla opuesta a la casa de Mendoza, donde se encontraba la casa de don José Correa [2] y donde había una goleta sin timón y velas perteneciente a un vecino de Cabo Rojo (lamentablemente la carta no menciona quien era el dueño). ¿Sería un método de prevenir el robo de una goleta el quitarle el timón y las velas cuando no la estaban usando?

Los piratas desembarcaron y le dispararon a Correa y a sus acompañantes. Estos le contestaban el fuego resguardados en la goleta frente a la casa de Correa. Al llegar refuerzos en un tercer bote y por no recibir más fuego de Correa debido a que se le acabaron sus municiones, lograron desembarcar e incendiar una casa de Correa y saquear algunos efectos que el dueño de la goleta no había tenido tiempo de desembarcar. A las ocho de la noche los piratas regresaron a su barco y dejaron libre a monsieur Francovi, pero no sin antes subir a bordo de la goleta de monsieur Francovi y robar tres barriles de harina con algunas frioleras. Luego que la goleta enemiga se alejara y al subir la marea, monsieur Francovi pudo desencallar su barco. 

Monsieur Francovi pudo dar información sobre la goleta enemiga ya que estuvo un par de horas como prisionero en ella. Esta goleta fue armada en Cartagena y estaba al mando de un francés llamado monsieur Lafit (puede ser el pirata Jean Lafitte o su hermano Pierre Lafitte) y tenía un cañon corto de calza de ocho libras, muchos fusiles, sables, y acerca de 40 o 45 hombres de tripulación, casi todos negros de la colonia francesa de Santo Domingo. Mendoza describe a estos tripulantes como feroces y que "cuando se trata de hacer daño, desatienden las órdenes y recomendaciones del capitán, como se verificó en el desembarque practicado en contra de su voluntad, desobedeciendo las señales que hizo el capitán para impedirlo." 

Jean Lafitte - By Anonymous - Rosenberg Library, Galveston, Texas, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3417753


Mendoza también informa que monsieur Francovi le mostró una carta abierta que el monsieur Lafit vió entre sus papeles y que después de leerla se la devolvió. La carta era del gobernador de Puerto Rico dirigida a don Francisco Topete en Curazao.[3] 

Mendoza exaltó el arrojo de 16 a 20 hombres caborrojeños contra un numeroso grupo de tripulantes feroces y dice que esto lo movió a proponer al gobernador remedios que él estimo eran fáciles para poner al puerto al "abrigo de semejantes insultos." Menciona que existió un fuerte en el puerto construido bajo la dirección del Señor Ignacio Mascaró y que desapareció por falta de mantenimiento. Mendoza le recomendó al gobernador que se habilitara una batería provisional y se instalaran dos cañones de 8 (debe ser cañones de 8 libras) en ella y que esta batería debía ser suficiente por la ventaja del sitio para proteger a las embarcaciones que llegaban al puerto escapando de los corsarios y piratas que casi siempre estaban presentes en el área. También mencionó que era indispensable tener una guardia permanente con fusiles de buen estado a las órdenes y bajo la responsabilidad de un sujeto idóneo que el gobernador nombrara y que debía ser auxiliado por los comandantes militares.

Mendoza también le informa al gobernador que la compañía de milicias de Cabo Rojo tiene fusiles y su comandante siempre los ha ayudado cuando se le ha pedido, pero que debido a la distancia de una legua del puerto al pueblo nunca llega a tiempo.

Jose Mendoza firma 1814
Final de la carta de José Mendoza al gobernador

Este relato es muy interesante y podemos imaginarnos la vida en el Puerto Real de Cabo Rojo. Imaginense la vida de don José, como capitán, como única defensa del puerto, y que debía estar en continua vigilancia para repeler ataques de piratas, corsarios, y naciones enemigas. Todo esto sin tener un regimiento fijo de milicias, ni un fuerte, ni suficiente fusiles o cañones para proteger el puerto. Estas condiciones demuestran el carácter y dedicación de los caborrojeños de antaño y la dura realidad de los tiempos. 

Atardecer en punta La Mela, Cabo Rojo, 12 de abril de 2021

Bibliografía y Notas:

Archivo General de Puerto Rico, Fondo de Gobernadores Españoles, Municipalidades, Cabo Rojo, Caja 416, Carta de don José Mendoza al gobernador de Puerto Rico fechada 11 de abril de 1814.

  1. Don José Mendoza y Picado era natural de la Villa de Arez en Galicia. Para 1812 aparece como capitán del puerto y subdelegado de la marina [Archivo General de Puerto Rico, Fondo Gobernadores Españoles, Goletas 1803-24, Caja 276]. Se casó en Cabo Rojo el 31 de mayo de 1810, con doña Tomasa de Jesús Hernández Avilés, hija de don Ramón Hernández y doña Victoria Avilés. [APSMACR, Libro segundo de matrimonios, folio 75]. Don José era hijo de don José Méndez Mendoza y Lorenza Picado y debe ser el tronco y ancestro de la mayoría de los Mendoza en Cabo Rojo. 
  2. De acuerdo a don Antonio (Mao) Ramos Ramírez de Arellano, don José Correa era de origen portugués, carpintero de ribera o constructor-reparador de embarcaciones. [Ramos Ramírez de Arellano, Antonio. Notas Históricas sobre Cabo Rojo, Lexington: CreateSpace Independent Publishing Platform, 2014. 74.].
  3. Don Francisco de Paula Topete fue comandante de un convoy y capitán de fragata de la corbeta llamada Descubierta, que fue a tomar la Isla Margarita en 1817 y desembarcó el 8 de agosto de 1817. [Francisco de Paula Pavia. Los Generales de Marina, Tomo III (Madrid: Imprenta de F. García y Ca. Mayor 119, 1873), 517.] Aparentemente don Francisco Topete estaba en Curazao en 1814 y por eso la carta del gobernador a don Francisco. 

jueves, 13 de mayo de 2021

La interesante historia de como llegó la familia Bernal a Cabo Rojo - 1805

 Por César A. Zapata Lozada

Haciendo investigación en la caja 416 del Fondo de Gobernadores Españoles en el Archivo General de Puerto Rico me encontré con un importante documento sobre familias que llegaron a Cabo Rojo procedentes de Santo Domingo el 19 de marzo de 1805. ¿Cuál fue la razón por la cual esas familias emigraron a Puerto Rico?

Al principio de marzo de 1805 ocurrió el asedio de la plaza de Santo Domingo por tropas haitianas. Fue una gran batalla de la guerra franco-haitiana. Una fuerza de unos 2,000 soldados franceses dirigidos por el general Jean-Louis Ferrand resistió un asedio de tres semanas por una fuerza de 21,000 soldados del ejército haitiano al mando del general Jean Jacques Dessalines. El asedio duró hasta que la ciudad contó con el apoyo naval de seis fragatas francesas y los haitianos se retiraron el 29 de marzo. Este evento debió empujar a un grupo de familias a emigrar a Puerto Rico.

El 19 de marzo de 1805, llega al Puerto Real de Cabo Rojo la fragata Waren procedente de la ciudad de Santo Domingo y cuyo capitán era Henrique Hunter. Llegaron 293 personas de familias españolas y francesas. 

Emigrantes de Santo Domingo Cabo Rojo 1805

Entre estas familias se encontraba Félix Bernal y su familia. A continuación información sobre Félix Bernal y su familia según el documento encontrado:

  1. Félix Bernal, en el grupo de familias españolas. Blanco y de 64 años
  2. María Muñoz, su esposa de 58 años
  3. María, su hija de 19 años
  4. Joaquín, nieto de 6 años
  5. Francisca Xavier, nieto de 4 años
  6. Rosa, sobrina de 40 años
  7. Lorenzo, de 60 años (no estoy seguro si dice sobrino)
  8. Esclavos
    1. (no puedo descifrar su nombre), negro criollo de 12 años
    2. (no puedo descifrar su nombre), negro criollo de 8 años
    3. Juan, negro criollo de 3 años
    4. José, negro criollo de 15 años
    5. Ana, negra criolla de 24 años
    6. Francisca, negra criolla de 30 años
    7. Isabel, negra criolla de 54 años
  9. Angela Bernal, casada de 30 años
  10. Francisco de 7 meses e hijo de Angela
Lista Felix Bernal y Maria Muñoz Cabo Rojo 1805
Lista parcial de la familia Bernal

Su hija María tuvo un hijo natural llamado Pedro Juan el cual falleció en Cabo Rojo el 2 de diciembre de 1806. El acta dice que María era emigrada de Santo Domingo.[2] María se casó en Cabo Rojo el 30 de diciembre de 1806, con Pedro José Alacán Montalvo, hijo de Pedro Alacán y María Cipriana Montalvo.[3] Es posible que este Pedro Juan haya sido hijo de Pedro José Alacán. La unica descendencia que he encontrado de esta familia que hasta ahora he encontrado en los libros parroquiales de Cabo Rojo son los hijos de Pedro José Alacán y María Muñoz. 


Hijos de Pedro José Alacán Montalvo y María Bernal Muñoz

  1. Manuel Trinidad Alacán Bernal, se casó en Cabo Rojo el 30 de abril de 1832, con Leonor Franques Padilla, hija de Luis Francovile Morli y Damiana Rodríguez de Padilla de la Vega.[4] 
  2. Juan Antonio Alacán Bernal, nació en Cabo Rojo el 19 de junio de 1814, y sus padrinos fueron José María (no pude descifrar apellido) y María del Carmen Alacán.[5] Se casó en Cabo Rojo el 25 de noviembre de 1835, con María del Pilar del Toro Feliciano, hija de Bernardino del Toro y María Micaela Feliciano.[6]
  3. José Miguel Alacán Bernal, nació en Cabo Rojo el 19 de marzo de 1818, y sus padrinos fueron Miguel Serda y por comisión suplió Gregorio Alacán y María de los Dolores Flores.[7] 
  4. María del Carmen Alacán Bernal, nació en Cabo Rojo el 5 de agosto de 1820, y sus padrinos fueron Manuel Morales y Maria de la Encarnación Morales.[8] 
  5. José Miguel Alacán Bernal, nació en Cabo Rojo el 11 de septiembre de 1822, y sus padrinos fueron Felipe Betances y María del Carmen Alacán.[9]

A continuación el documento con la lista de las personas que llegaron a Cabo Rojo en este viaje:








Bibliografía

  1. AGPR, Fondo Gobernadores Españoles, Municipios, Cabo Rojo, Caja 416.
  2. Archivo Parroquial San Miguel Arcángel de Cabo Rojo, Libro tercero de defunciones, folio 17v-18.
  3. Ibid. Libro segundo de matrimonios, folio 17.
  4. Ibid. Libro quinto de matrimonios, folio 15v.
  5. Ibid. Libro décimo de bautismos, folio 3. 
  6. Ibid. Libro quinto de matrimonios, folio 35v. 
  7. Ibid. Libro décimo de bautismos, folio 112. 
  8. Ibid. Libro undécimo de bautismos, folio 7v.
  9. Ibid. Libro undécimo de bautismos, folio 152.


jueves, 15 de abril de 2021

La familia Caquías en Puerto Rico

Por César A. Zapata Lozada

Publicado:     15 de abril de 2021
Actualizado   18 de abril de 2021

La presencia del apellido Caquías en Puerto Rico comienza con la llegada de Salvatore Cachia - quien era natural de la isla de Malta - alrededor de 1792. Salvatore nació aproximadamente en 1760 y era hijo de Giuseppe Cachia y Therese Bonfi.[1] Para 1792, Marcello Mallia, natural de Ghaxaq en Malta, tenía un barco y era socio de Salvatore Cachia. Ambos navegaron hacia el Caribe posiblemente para hacer sus fortunas transportando bienes o haciendo contrabando, lo cual era muy común para la época. Tenían una buena relación hasta cuando llegaron a Martinica, en donde su relación se deteriora hasta el punto de que Marcello dice de Salvatore que "no es un hombre, y nadie puede estar con él a menos que no sea el diablo." Marcello y Salvatore siguen su viaje y al llegar a Puerto Rico en 1792 rompen su relación.[2]

Salvatore se queda en Puerto Rico y tuvo mejor suerte que Marcello ya que este al continuar su viaje hacia la Florida sufrio muchas vicisitudes, desde ser tomado prisionero por los ingleses, perder su barco y todo lo que tenía. Marcello término en Nueva York con el deseo de volver a Malta pero agradecido a Dios por haberle dado la oportunidad de ver el mundo.[3]

En cuanto a Salvatore, al quedarse en Puerto Rico es posible que se haya beneficiado de la Real Cédula de 1778. Por muchos años la corona española promovió la inmigración europea a Puerto Rico para tratar de desarrollar la economía de la isla. El propósito era traer a europeos blancos que trajeran su capital, esclavos, y conocimiento técnico para transformar la economía de hatos ganaderos a una de haciendas de cultivo. La Real Cédula de 1778 incentivó a algunos colonos con capital a comenzar la plantación de caña de azúcar en Puerto Rico y el desarrollo de una sociedad de hacendados de cultivo.[4] Salvatore se integró a la sociedad de Peñuelas llegando a ser un comerciante exitoso. El nombre de Salvatore Cachia se españoliza a don Salvador Caquías ya debe ser como se pronuncia el apellido. 

Don Salvador se casó alrededor de 1800 con doña María Valentina Planas Rodríguez, hija del Mallorquín don Santiago Planas y de la criolla doña María Candelaria Rodríguez. Don Salvador se naturaliza el 4 de abril de 1816, bajo el amparo de la Real Cédula de Gracias de 1815. 
Naturalizacion Salvador Caquias
Naturalización de Salvador Caquías - 4 de abril de 1816

Un aspecto importante de la Real Cédula de Gracias de 1815 es que le otorga licencia de entrada y establecimiento no solo a extranjeros que se fueran a mudar a Puerto Rico, sino también a los extranjeros que ya residían en la isla. A estos extranjeros también se les concederían tierras gratuitamente y a perpetuidad. Es probable que don Salvador se haya beneficiado de esta repartición de tierras y lo haya ayudado a aumentar su cantidad de tierras. Cabe señalar que otro beneficio importante para don Salvador es que su naturalización le permitió integrarse y participar con todos los derechos de un ciudadano en el comercio y en los asuntos del pueblo.[5] Un ejemplo de esta integracion es que aparece como soldado en la lista de la 4ta Compañia de Milicias Urbanas de Peñuelas el 25 de julio de 1820.[6]

Para 1824 vemos a don Salvador Caquías como “asociado” en el subsidio para cubrir los gastos del pueblo. Este puesto de asociado debió ser importante ya que trabajaba junto al alcalde en el desarrollo del subsidio para el pueblo.[7]

Al estudiar los repartos de gastos o subsidios (impuestos) del pueblo de Peñuelas vemos quienes podían ser los terratenientes y negociantes más grandes del pueblo. Los subsidios también nos indican en que barrios se localizan las propiedades. Basado en estos subsidios podemos concluir que don Salvador tenía sus terrenos en el barrio Jaguas de Peñuelas. La cantidad de impuestos pagada por don Salvador era una cantidad sustancial en comparación con los demás contribuyentes. 

Basado en lo investigado, estimo que la mayoría del capital estaba concentrado en un pequeño núcleo de familias que estaban ligados a la vida social y política del pueblo. Durante 1818-1836, don Salvador Caquías era uno de los terratenientes más grandes del pueblo. 

Don Salvador Caquías y su esposa doña María Valentina tuvieron los siguientes hijos:

  1. Eduardo, se casó en Peñuelas el 10 de mayo de 1837, con María Juliana Martiquez, hija de don Felipe y doña María.[APSJP, Libro matrimonios 3 de blancos (1813-1849), folio 66v.]
  2. Pedro José, se casó en Peñuelas el 7 de enero de 1827, con Estefanía Zambrano Lugo, hija de don Jacinto y doña Jacinta de Lugo. [APSJP, Libro matrimonios 3 de blancos (1813-1849), folio 42-42v.] He encontrado los siguientes hijos: 
    1. Valentina (Eugenia), se casó en Peñuelas el 3 de abril de 1879 con su prima segundo Francisco José Sierra Rodríguez, tenían un tercer grado de consanguinidad.
    2. Isaias, estaba casado con Rosa Sierra Guey.
  3. Juan Francisco, falleció en Peñuelas el 6 de febrero de 1843. 
  4. María Candelaria, se casó en Peñuelas el 18 de febrero de 1817, con Claudio Bartolomé Grivet Bernaut, natural de Orleans, Francia e hijo de don Claudio y doña María Teresa. [APSJP, Libro matrimonios 3 de blancos (1813-1849), folio 12-13.]
  5. Petronila, se casó en Peñuelas el 20 de agosto de 1826, con Juan Tomás de Silva, sus padres eran naturales de España. [APSJP, Libro matrimonios 3 de blancos (1813-1849), folio 12-13.] He encontrado esta hija: 
    1. Nicolasa de Silva, se casó en Peñuelas el 9 de junio de 1849, con Juan Bautista Bula Sierra, hijo de don Antonio y doña Estefanía Sierra.[APSJP, Libro tercero matrimonios blancos (1813-1849), folio 94v].
  6. Juan Evangelista, se casó en Peñuelas el 25 de noviembre de 1838, con Antonia María Sierra Planas, su prima hermana, hija de don Ángel Sierra Portelli y doña María Eugenia Planas Rodríguez.[APSJP, Libro matrimonios 3 de blancos (1813-1849), folio 77.] Falleció en Peñuelas el 2 de septiembre de 1854. [AGPR, Juzgado de Ponce, Caja 1, 1850-1859, Testamentaria de don Juan Evangelista Caquías, folio 1.] Tuvo los siguientes hijos: 
    1. María Fotunata, nació en Peñuelas el 21 de noviembre de 1841, y sus padrinos fueron don Ángel Sierra y doña Antonia Sierra [APSJP, LB27 Personas Blancas 1841-1850, F2]. Estaba casada con don Nicolás Maldonado. Falleció en Peñuelas el 29 de octubre de 1868.
    2. Teodora del Carmen, nació en Peñuelas el 15 de julio de 1843, y sus padrinos fueron don Juan Evangelista Sierra y doña Francisca Pérez (eran sus tíos maternos). 
    3. Úrsula, nació en Peñuelas el 19 de octubre de 1845, y sus padrinos fueron don Pedro José Caquías y doña Estefanía Zambrano (eran sus tíos paternos). 
    4. Emilia Enriqueta, nació en Peñuelas el 3 de mayo de 1850, y sus padrinos fueron don Juan Bautista Arenas y doña María de los Santos Sierra (eran sus tíos maternos).
  7. José Agustín, se casó en Peñuelas el 5 de julio de 1832, con Concepción Irizarry Correa, hija de don Joaquín y doña María. [APSJP, Libro matrimonios 3 de blancos (1813-1849), folio 56v.] Falleció en Peñuelas el 9 de diciembre de 1887. He encontrado una hija llamada:
    1. Valentina, estuvo casada con don Julio Sierra Pérez, y falleció en Peñuelas el 5 de junio de 1890. Eran primos segundos. 
  8. Francisco Bruno, se casó en Peñuelas el 15 de febrero de 1844, con Rosa Martínez, hija natural de doña Inés. [APSJP, Libro tercero matrimonios blancos (1813-1849), folio 83-83v.] Falleció en Peñuelas el 22 de abril de 1889. Encontré por lo menos un hijo llamado Juan, 
  9. Juana, aparece en el acta de defunción de don Salvador y doña Valentina, pero no he encontrado más información.
  10. Andrés, estuvo casado en primeras nupcias con Leonarda Castro. Al enviudar de Leonarda, se caso en segundas nupcias en Peñuelas el 23 de marzo de 1866, con Maria Rosario Morales Segarra, hija de Valerio Morales y Marciala Segarra. (Quiero agradecer a Ivonne Segarra por proporcionar esta información).
  11. Isidro, nació alrededor de 1806 y falleció en Peñuelas el 8 de febrero de 1819. (Quiero agradecer a Ivonne Segarra por proporcionar esta información).

Lista Naturalizacion Puerto Rico 1815
Lista donde se encuentra la fecha de naturalización de Salvador Caquías

Don Salvador falleció en Peñuelas el 24 de enero de 1836. Su condición social se refleja en el acta de defunción ya que deja su testamento y dinero para misas y varias advocaciones, y para sus hijos y nietos. Su acta de defunción se encuentra en el Archivo Parroquial San José de Peñuelas, Libro sexto de defunciones, folio 225v y lee como sigue:

"En el año del Señor de mil ochocientos y treinta y seis, dia veinte y cuatro del mes de enero: Yo el Bdo. D. Juan Guillermo Jordán, cura Rector por S.M. de esta parroquia de San José de Peñuelas, dí sepultura Ecca. en el tramo primero del cementerio con oficio doble con ? al cadaver de D. Salvador Caquías como de setenta y seis años de edad, natural de la ysla de Malta,, e hijo lego. de D. José y D. Teresa Bonfa, fue casado con D. Valentina Planas; del cual matrimonio procrearon por sus legs. hijos a María Candelaria, Petronila, Andrés, José Agustin, Pedro José, Juan Evangelista, Juan Franco., Eduardo, Teresa, y Franco. Bruno, blancos de este vecindario; recibió los sacramentos de Penitencia y Extremaunción, hizo su testamento extrajudicial en el sitio de aguas blancas jurisdicción de Peñuelas a los veinte días del mes de enero del presente año, en el cual dispuso su entierro como queda dicho , que se le diga una misa cantada al espíritu santo y las siguientes resadas, dos a San Rafael, una al ángel de su guardia, otra al santo de su nombre y las tres misas de alma, que a las mandas forzosas de Jerusalem se les dé un medio real a cada una, y a la manda pía religiosa los tres pesos designados; que su quinto se le entregue a su hijo Juan Franco. y a María Isabel. Y para cumplir y pagar todo lo dispuesto nombró por sus albaceas en primeras a su esposa D. Valentina Planas, y en segundas a su hijo José Agustín, y para tutor de los menores a su esposa, y de sus nietos a su hijo José Agustín, para contador al mismo José Agustín y Pedro José, de que doy fé. = Juan Guillermo Jordán."
Entrada parcial de la defunción de don Salvador Caquías

Su esposa doña Valentina falleció en Peñuelas el 28 de diciembre de 1837. Su acta de defunción se encuentra en el Archivo Parroquial San José de Peñuelas, Libro sexto de defunciones, folio 384 y lee como sigue: 

"En el año de mil ochocientos treinta y siete, dia veinte y ocho del mes de diciembre: Yo el Bdo. D. Juan Guillermo Jordán, cura Rector por S.M. de esta parroquia de San José de Peñuelas, dí sepultura Ecca. en el tramo primero del cementerio con oficio doble con ?, al cadaver de D. María Valentina Planas, como de sesenta años de edad, hija lega. de D. Santiago y de D. María Candelaria Rodríguez, difuntos, recibió los sacramentos de penitencia y extremaunción, hizo una memoria extrajudicial en el sitio de Aguas Blancas de esta jurisdicción a los doce días del mes de octubre del año pasado de treinta y seis, con la cual dispuso su entierro como queda dho. que se le cante una misa al Espíritu santo, y se le recen las siguientes, dos a San Rafael, una al ángel de su guardia, otra al santo de su nombre, tres misas de alma, ? a las mandas forzosas de Jerusalem, en las de un medio real a cada una y a la manda pía religiosa los tres pesos designados, que el remanente de su quinto se reparta entre sus hijos Juan Franco., Teresa, y Bruno, que a su hija María Ysabel se le den veinte y cinco pesos, que a su nieta Nicolasa se le de igual ? que a los tres hijos que mejoras en su quinto. Fue viuda de D. Salvador Caquías del cual matrimonio procrearon por sus legítimos hijos a María Candelaria, Andrés, José Agustín, Pedro José, Juan Evangelista, Juan Franco., Petronila, Eduardo, Teresa y Franco. Bruno blancos de esta población. Y nombró por sus albaceas a sus hijos José Agustín y Pedro José, y por contadores a los mismos, y para tutores de sus menores hijos y nietos a los dos dichos hijos y a D. Claudio Gui?ot, de que doy fe.= Juan Guillermo Jordán."

Conclusión


Para mi es muy interesante la vida de Salvatore Cachia. Uno de los inmigrantes europeos que contribuyó a nuestra mezcla de Tainos, Africanos, y Europeos. Aunque no sabemos sobre su vida en la isla de Malta, es muy interesante la forma en que llegó a Puerto Rico. ¿Acaso Salvatore Cachia y Marcello Mallia se dedicaban al contrabando en el Caribe que era tan prevalente para esa época y por eso terminaron visitando Puerto Rico? ¿O acababan de llegar a América en busca de fortunas y aventuras? ¿Fue acaso una casualidad del destino que Salvatore terminará en Puerto Rico? Así parece. Una discordia con su socio lo dejó en Puerto Rico y decidió hacer su vida en Peñuelas. Se integró a la sociedad de Peñuelas, se naturalizó en 1816, y llegó a ser uno de los terratenientes más grandes de Peñuelas en su tiempo. Dejó numerosos descendientes y el apellido Caquías todavía es usado abundantemente en Puerto Rico. Espero que en un futuro podamos encontrar más información sobre su juventud en la isla de Malta.

Bibliografía

  1. Archivo Parroquial San José de Peñuelas (APSJP).
  2. A 1797 letter from New York to Ghaxaq. The Sunday Times, October 2, 1994. 40-41. The Sunday Times es un periodico de la Isla de Malta. Agradezco a Charles Said-Vasallo por su invaluable asistencia en la investigación genealógica en la Isla de Malta.
  3. Ibíd.
  4. Raquel Rosario Rivera, “La Emigración en Puerto Rico Siglos XVI al Siglo XIX,” Boletín de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía 4, Núm. 4 (diciembre 1992): 21. 
  5. Estela Cifre de Loubriel, Catálogo de extranjeros residentes en Puerto Rico en el Siglo XIX (Río Piedras: Ediciones de la Universidad de Puerto Rico, 1962), 111.
  6. Archivo General de Puerto Rico, Fondo Gobernadores Españoles, Municipalidades, Peñuelas, Caja 523, Lista de Milicias Urbanas de Peñuelas, 25 de julio de 1820.
  7. Ibíd., Subsidio de 1824.
  8. Archivo General de Indias (Sevilla, España), Audiencia Santo Domingo, Legajo 2421.

jueves, 25 de marzo de 2021

Ataque de corsarios insurgentes en Cabo Rojo en 1819

Por César A. Zapata Lozada

A veces la vida en el Cabo Rojo de antaño podía ser peligrosa. Siendo un pueblo localizado en la costa estaba expuesto a ataques de piratas, corsarios, y de naciones enemigas de España. Tuve la suerte de haber encontrado documentos de algunos de estos eventos en el Archivo General de Puerto Rico. Uno de estos eventos está descrito en una carta de don Nicolás Pagán al gobernador de Puerto Rico informando sobre un ataque de piratas en Cabo Rojo. A continuación la transcripción de la carta:

En la madrugada de ayer (29 de septiembre de 1819), ha sido asaltada la casa de D. Juan Domice, vecino nuevamente establecido en este partido y que se ha casado con la viuda de D. Marcos Caballeri por una partida de gente armada de fusiles y machetes compuesta de cuarenta y dos hombres. Saquearon dicha casa despojandola de todo lo habido y hasta de la ropas de los habitantes que ella había. Cometieron varios insultos entre los cuales se estima tal el haber herido en la cabeza (levemente) a la sra. esposa de dicho Domice, la cual temerosa de mayor daño se ocultó y esto previno de que la hubieran llevado a bordo, como lo intentaron, sin duda en la intención de tomarla, sabiendo ser una hacendada rica. 

Esta gente desembarco de un corsario insurgente, que al obscurecer (sic) no se había desviado de aquellos parajes. La partida forzó al dueño de un ranchito a que los guiase a la casa de D. Antonio Irizarry, pero este por evitar que le hicieran daño teniendo relación con él los condujo rodeando en la obscuridad a la de D. Tomás Ramírez, [3] su suegro, en donde infirió que harían menos.

Llegados a dicha casa obligaron al anciano D. Tomás a que los acompañase a la de D. Marcos Caballeri, amenazandolo de muerte en caso de extravío. El resultado de la pérdida que han sufrido los dueños de la hacienda (segun me ha manifestado Domice) a más de todo el ajuar y ropa, es de diez negros grandes y pequeños y de mil pesos en moneda cuyo saqueo terminado antes de amanecer y embarcaron inmediatamente. 

Por los prisioneros pertenecientes a una pequeña embarcación de este puerto que apresó este corsario antes de la tormenta haciendo viaje aquella al puerto de Santo Domingo y que desembarcaron ayer en las playas desiertas de la punta del Aguila, hemos sabido ser una hermosa goleta armada de un cañón en ? del calibre de 18. Y setenta y cinco hombres con suficiente mosqueteria y armas blancas. El capitán de nombre Pedro Martín, y tiene la graduación del navío de la armada venezolana es de nación vasco francés: la tripulación se compone de italianos, negros, y mulatos de los cayos, y sambos de la Margarita. 

Lo que comunico a Vuestro Señor Capitán de Inteligencia. Dios lo guarde.

Cabo Roxo 30 de septiembre de 1819. 

Firma de Nicolas Pagan Cabo Rojo
Firma de Nicolás Pagán

En cuanto a los protagonistas de este evento, don Nicolás Pagán debe ser el hijo de don Domingo Pagán y Bernabela Irizarry. Estaba casado con doña Maria del Rosario Nazario y en segundas nupcias con doña María de los Angeles Cintrón, hija de don Manuel Antonio Cintrón y doña María Francisca Montalvo. 

Don Juan Valentín Domeci era natural de los Pirineos bajos en Francia y era hijo de don Pedro y doña Josefina Bracaret, y se casó en Cabo Rojo el 10 de diciembre de 1818, con la viuda de don Marcos Caballeri, doña Cornelia Bey, quien era natural de Curazao. [Archivo Parroquial San Miguel de Arcángel de Cabo Rojo, Libro tercero de matrimonios, folio 71v]. Don Marcos Caballeri era natural de Dalmacia, hoy en dia Croacia, y falleció en Cabo Rojo el 5 de abril de 1817. Tenía aproximadamente 55 años al fallecer. Tuvo cuatro hijos con doña Cornelia Bey llamados Pedro, Miguel, Isabel, y Catalina. [Archivo Parroquial San Miguel de Arcángel de Cabo Rojo, Libro cuarto de defunciones, folio 171v]. De los hijos de don Marcos y doña Cornelia una hija llamada Isabel, que se casó en Cabo Rojo el 31 de diciembre de 1829, con Agustín Mangual Suarez, de Mayagüez e hijo de don Agustín y doña María del Carmen. Don Agustín era viudo de doña Lorenza María Valdez.[APSMACR, L4M, F241]. También su hijo llamado Miguel, que vivía en Mayagüez y se casó en Cabo Rojo el 20 de febrero de 1820, con Francisca Vidal Almiray, hija de don Cristóbal y doña Francisca.

Don Tomás Ramírez de Arellano estaba casado con doña María del Rosario Ortiz de Peña y fue alcalde de Cabo Rojo en 1812, 1817, y 1818, e hijo de don Nicolás Ramírez de Arellano, fundador de Cabo Rojo. Don Tomás también fue comandante de milicias urbanas de Cabo Rojo. Falleció en Cabo Rojo el 28 de septiembre de 1832. [Acosta, Familias de Cabo Rojo, Tabla 134, pág 71].

Firma de don Tomás Ramírez de Arellano - 1821

Don Antonio Irizarry estaba envuelto en la política del pueblo y llegó a ser alcalde segundo en 1822. Hasta ahora no he podido encontrar de quien era hijo ni su descendencia. 

Bibliografía y Notas:


Archivo General de Puerto Rico, Fondo de Gobernadores Españoles, Municipalidades, Cabo Rojo, Caja 416. Carta de Nicolás Pagán al gobernador informando de un ataque de insurgentes a la hacienda de don Juan Domeci fechada 30 de septiembre de 1819.

Figueras vs. Figueroa in Cabo Rojo

By Dr. Nydia Rodríguez Hanna There are many surnames that are similar and have been interpreted or transcribed as one spelling and other tim...